La trampa de la crianza con apego

Defiendo la crianza natural, fomentar el apego, el colecho me parece una gran idea, dar teta a demanda y practicar el piel con piel y el porteo son de las mejores cosas que me ha dado la vida, respetar a mi hijo en sus tiempos, me ha hecho indudablemente crecer y resolver cosas que arrastraba desde que yo misma era una niña y seguimos así creciendo juntos. Me encanta compartir sus despertares, los matinales y en los que se abre a nuevas cosas en la vida, estoy feliz de haber escogido pasar más tiempo con él, pero….

Pero no a costa de cualquier precio, no a costa de que uno de los dos pierda, no a costa de pensar, que no decir ( una mama que practica la crianza con apego se prohibe a si misma decir) , la palabra sacrificio. Cuando un malestar se instala entre madre e hijo y aún antes, es tiempo de reordenar los tiempos y las cosas.

Esta tarde he disfrutado, realmente disfrutado de una reunión con una amiga, ambas dejamos el trabajo para poder estar con nuestros hijos, ambas teníamos intereses que no eran puramente laborales, un mundo creativo que iba más allá de lo laboral y nos transportaba a un lugar que nos hacía sentir vivas, todo o mucho quedó aparcado en aras de la maternidad y de la crianza con apego, no importaba otra cosa que no fuera criar a nuestros hijos con amor y respeto, dedicándoles el 100% de nuestro tiempo…..pero esta tarde, hemos quedado solas, sin niños.

Nada de malo tiene sentirse creativa y con ganas de hacer algo que no sea exactamente maternar. Absolutamente nada y sin embargo un halo de culpabilidad flota cuando una madre empieza a sentir que necesita tiempo, un tiempo en exclusiva, para retomarse ella misma.
Practicar la crianza respetuosa es genial,  no podría criar de otro modo a mi hijo, pero veo constantemente a mi alrededor cómo las madres más respetuosas, más crianza con apego, más amorosas, se sienten culpables y bloqueadas, incapaces de reaccionar cuando la que necesita espacio, tiempo y respeto es ella misma.

Ahora lo veo desde el otro lado del espejo, porque previo a esto, lo pasé yo. Llegó un momento en que necesitaba, realmente necesitaba tener espacios privados, tiempos míos, en los que hacer o no hacer, pero que fueran sólo míos. Me sentí culpable, claro, pero de lo que me dí cuenta es de que no le hacía nada de bien a mi hijo tener a su lado una madre las 24 horas, pero que no era feliz, me iba difuminando, apagando, y un niño necesita a su lado una madre que le nutra, no una madre a quien nutrir. Aún así, me resistía, llegó el día en que no podía excusarme a mi misma y pusé en marcha la solución que tiempo atrás había vislumbrado y no puse en marcha por….. ¿ese “orgullo” tonto de yo puedo con todo?¿?¿?. Hablé con mi pareja, siempre ha sido un padre colaborador, le pedí tiempo, nos reorganizamos para que yo pudiera tener pequeñas islas de “soledad” y he de decir que la convivencia de los tres mejoró sustancialmente.
No quiero decir que esta sea la solución para todas las madres, lo fue para mi, cada una ha de encontrar el modo de hacer que el tiempo que pasa con su hijo sea eso tan trasnochado de tiempo de calidad.
Quizás seas una madre que está feliz y completa pasando las 24 horas del día con tu hijo, quizás no necesitas tiempo propio, genial, disfrútalo, pero si no es así, si no te sientes bien, si de repente empiezas a buscar culpables de tu mal humor, quizás sea tiempo de replantearte cosas.
Una madre amorosa, pro crianza con apego no deja de serlo por necesitar y procurarse lugares propios, en la crianza con apego prima el respeto, el respeto hacia el niño, pero yo añado que ese respeto ha de ser necesariamente extensible a la madre, una no puede dar amor cuando lo que siente es otra cosa, es cien mil veces más respetuoso con nuestros hijos, dejarlos un tiempo en otras manos, en vez de atarlos a las nuestras cuando lo que sentimos es crispación. Unas horas de “separación” pueden obrar milagros, retomar a tu hijo desde el amor que de verdad sientes por él no tiene precio. Sentir que te respetas a ti misma tampoco.

Hace unas semanas asistí a un taller maravilloso de Cristina Romero “Practicantes de sueños” en él nos pasó unas afirmaciones, nos dijo que marcáramos aquellas que nos “chirriaran” y me pareció realmente significativo que a todas las madres les molestara una de ellas, era esta :
“Soy la más importante de mi propia vida”
A priori, sin ir más allá, es de lo más normal que a una madre le moleste y ponga en primer término a su hijo, ¿no?. Pero si hacemos eso, lo estamos haciendo mal, porque si nosotras fallamos, si nosotras dejamos de ser, nos entregamos tanto que desaparecemos, si dejamos de nutrirnos para nutrir solo a ese precioso niño que nació de nuestras entrañas, entonces, ese niño, antes o después se quedará sin madre, y ese sin madre no quiere decir que nos vayamos a ningún lado, ni que muramos de inanición, pero hay muchos modos de estar sin estar, de ser una presencia física que no aporta, que no da.

Yo voto por estar, por amar, por correr, reir y compartir, y si no sé hacerlo 24 horas, quiero hacerlo al 100%  22 horas, o 20 o las que sean. Quien sabe quizá algún día sepa estar las 24 horas, pero de momento…..

About these ads

62 comentarios to “La trampa de la crianza con apego”

  1. Noraya Says:

    Hola, es la primera vez que entro en tu blog, aunque ya lo conocía, no le dedico mucho tiempo a leer en internet últimamente…
    Me ha encantado el post, suscribo cada palabra que dices, lo compartiré en mi página.
    Yo también he dejado de trabajar para estar con mi hija, que ahora tiene 20 meses. No va a la guardería, y mi familia vive en otros lugares… y he ido encontrando la manera de organizarme con mi marido por las mañanas y mi suegra una tarde a la semana más o menos, para tener mis espacios de vez en cuando, me he apuntado a clases de kung fu y las mañanas me las tomo todo lo relajadamente que puedo… de momento no necesito más, pero si así fuera, no dejaría de hacerlo y sentirme culpable con ello. Creo que nuestros hijos quieren madres felices y respetuosas, estemos 20 horas o 10 horas. Creo que la crianza respetuosa y corporal es lo mejor… para mí y para mi hija. Pero que cada una debe reconocer y aceptar sus limitaciones, pues si no podemos hacernos cargo de nosotras mismas o nos traicionamos como mujeres y como personas, la tristeza que se genere en nuestro interior les afecta a ellos directamente. Algún día me gustaría escribir sobre esto en mi blog… pues creo que la crianza con apego tiene alguna trampa, sí que la tiene.

    Un saludo muy afectuoso, te seguiré leyendo…

    Noraya
    “El Rumor de las Libélulas”

    • socmare Says:

      Gracias Noraya!
      Estoy sorprendida del revuelo que está causando el post :) creo que escribiré una segunda parte :)
      Me alegro que te haya hecho bien leerlo.
      Un abrazo
      Raqurl

  2. Dara Says:

    Gracias

  3. Meri Says:

    Todos necesitamos un tiempo para nosotros, porque somo seres sociales. para lo bueno y para lo malo

  4. Mireia Long Says:

    La necesidad de no estar con nuestros hijos a ratos puede ser real, pero creo sinceramente que es un síntoma de lo que está mal en nuestra propia crianza, en nuestra… incapacidad para fluir, el miedo a no ser si somos con otro, a fundirnos, la falta de modelo, la presión por ser algo, en la falta de tribu que nos acompañe en la criana. No es algo bueno per se, es extraño a nuestra naturaleza y por tanto, más que defenderlo, me hace preguntarme cuando lo siento ¿que marcha mal en mi?
    Si hablamos de bebés creo que es más obvio que hay algo que está roto en nuestro interior para necesitar hacer algo sin ellos, es como si tuvieramos un vacio, el que dejó la falta de maternaje, que queremos llenar con experiencias que nos permitan alejarnos de la conciencia del no ser uno mismo para ser en comunión. No sabemos darnos del todo, nunca lo hemos recibido, cedemos y escapamos entonces del hijo para tratar de llenar el vacio al que él nos enfrenta, el vacio de nuestra infancia.
    Cuando crecen, la sociedad lo pone muy facil, la institucionalización del niño con la excusa educativa ya deja a las madres ese rato libre que reclaman y que nos reclama el sistema para autoperpetuarse separandonos de nuestras crías.

    • socmare Says:

      Yo no creo que sea síntoma de nada malo, nada relacionado con nuestro hijo. A veces el ser humano a pesar de ser social necesita estar solo.
      No creo que sea extraño a nuestra naturaleza puesto que algo que ahora mismo es tan “social” como el parte, en realidad es un acto intimo y solitario.
      Como sabes Mireia, no estoy hablando de bebés, estoy hablando de niños en torno a los dos o tres años, y de madres que han vivido, respirado y sentido a ese niño desde su nacimiento y han hecho de ello su vida, porque así les ha nacido.
      Incluso una homescholer como tu, estoy absolutamente convencida que tiene espacios propios….
      O dime, ahora sigues … digamos…. duchándote con tu hijo?… una ducha sola es un “espacio” para una madre.
      No hace falta escolarizar para tener espacio, dejando al margen el tema de que a veces es bueno que se haga. No se puede generalizar y cada familia sabe y debe poder escoger lo que es mejor para ellos, siempre desde el respeto.
      Mi post, no era para justificar nada, mi post era para dar voz a un montón de mujeres que se sienten presionadas desde la crianza con apego y son incapaces de darse el respiro que necesitan, generando tensiones dentro de la familia. Mi post, era para que cada cual se empodere y tome la decisión que crea necesaria, desde la libertad y la tranquilidad de sentirse una buena madre.
      Una buena madre es la que mira por el bien de su hijo, y si ese bien es estar lejos de él unas horas, bien por ella, por ser valiente y por decidir hacerlo.

  5. Noraya Says:

    Hola otra vez,
    Te acabo de dar un premio, lo puedes recoger aquí:

    http://elblogdenoraya.blogspot.com/2011/12/un-premio-recuerdos-y-suenos.html

    Saludos!!

    Noraya
    “El Rumor de las Libélulas”

  6. Uterosdeguerrilla Says:

    Se me ha borrado lo que escribía… Decía que desde mi postura teórica siente he visto una enrome confusión entre criar con apego y dejarlo todo para convertir al niño en el centro del universo familiar. Muchas madres se desgastan”entregándose” cuando los bebés nos piden, nos suplican que les dejemos gravitar alrededor de una figura dinámica y con vida propia, que les permitamos acompañarnos ellos a nosotras,bien en el trabajo, bien en una vida ocupada y activa. Espero no levantar muchas ampollas pero esa culpabilidad yo la veo mucho antes de querer un rato para una misma… Porque muchas veces siento que muchas mujeres crían así con tanta pasión, con tanto convencimiento, con tanto dolor, que parece que hay una culpa previa que quieren curar con está crianza. No hablo de culpa propia, hablo de algo más…trascendental. Y bueno, también está lo de sanar nuestra niña a través de nuestros hijos… Me parece delicado, y me parece el origen de la mayoría de las asistentes aparentes contradicciones que les surgen a muchas madres a pesar de estar cuando con tanta sensibilidad. Tanta que la presión sobre el bebé es enorme y surgen desgastes en ambos…

    • Noraya Says:

      Resueno totalmente con lo que dices, Úterosdeguerrilla, pones palabras a mi forma de ver el asunto, también.
      Creo que es importante que cada una sea consciente de sus límites, no todas podemos dedicarnos a los demás con la misma capacidad, fuerza e ilusión, y no debemos compararnos unas con otras por ello. Cada una es única e irrepetible, ni mejor ni pero. creo que la crianza con apego a veces deja a otras madres como irresponsables o débiles, y les puede generar un sentimiento de culpa por no llegar a las expectativas… me parece muy triste….

      Me gustó mucho una entrada en el blog “Tenemos tetas” de hace poco… una visión compasiva (femenina) de nuestra realidad como madres, de todas las madres, de todos los colores, se llama “La madre que somos y la madre que queremos ser”:

      http://www.tenemostetas.com/2011/11/la-madre-que-somos-y-la-madre-que.html

      Definitivamente yo también escribiré sobre ello…
      Un abrazo!!

      Noraya
      “El Rumor de las Libélulas”

  7. socmare Says:

    Hola Ana!
    que rabia da cuando se borra…. pues claro que va a levantar ampollas, yo escribí este post, inocente de mi, pensando en apaciguar a unas cuantas mamás que conozco, no pretendiendo sublevar al mundo maternal respetuoso, puesto que yo misma pertenezco a él , y ya vés la que se ha liado :)
    Pero que se levanten ampollas no quiere decir que no tengamos que decirlo, los debates sin personalizar, sin entrar a herir sentimientos son algo enriquecedor, y a veces transformador, hay que tenerlos.
    De lo que me he dado cuenta es de que este tema, no es solo un tema, son muchos temas los que toca y no sé si daré para tanto, pero creo que necesita un segundo y tal vez un tercer post… o una buena mesa redonda :)
    Y estoy de acuerdo en lo que dices, por eso mi postura es que no todo vale, no siempre vale lo de ejercer 100% de madre, a veces la madre no está preparada y el niño paga el pato, y eso no me parece justo para ninguno de los dos.
    Hablas de criar con dolor, yo también lo he visto, no debería ser NUNCA así, criar ha de ser puro gozo, cuando el dolor y el sacrificio intervienen algo está profundamente mal

    Besos cielo, y gracias por pasar

    • Uterosdeguerrilla Says:

      Espero con curiosidad esos próximos posts… has metido el dedico en la llaga, y eso es genial, que nos removamos y exploremos estas “sombras” juntas… un besazo!! :****

  8. Adriana Says:

    Hola. Yo tengo mi blog un poco abandonado pero no dejo de leer otros.
    La idea central de todo -amarse y atenderse a uno mismo primero para poder amar y atender al otro- es básica y es muy acertada, pero me pregunto si es correcto adjudicar la situación contraria a la crianza con apego, decir que detrás de todo hay una trampa subyacente. A veces he pensado que las madres -y padres- defendemos y practicamos la crianza con apego pero cuando vemos el apego manifestándose en nuestro hijo(a) -la necesidad de estar a nuestro lado, el reclamo de nuestra ausencia- nos asustamos de lo que hemos creado.

    Soy partidaria de respetar el ritmo de cada bebé, cuando mi hijo me necesite 100% estaré al 100%, pero como ahora, que pasa de los 2 años y se queda feliz con su padre o con sus abuelos, entonces sé que puedo ausentarme un momento sin culpa alguna. Jamás lo hubiera hecho de otra manera, no hubiera podido dejarlo sufriendo por buscar un momento propio. Para mí ellos son más sabios que cualquiera de nostras, si nos dejamos guiar por sus tiempos y sus ritmos podremos vivir nuestra maternidad y paternidad sin presión y culpa.

    Es un post muy interesante y cierto, sólo creo que habría que matizar un poco la atribución que se hace a la crianza con apego, este tipo de crianza es en esencia maravillosa, pero cada madre y padre podemos torcer su sentido según lo que llevemos a cuestas y terminamos malinterpretando.

    Saludos y enhorabuena por el blog y por lo que nos haces reflexionar.

    • socmare Says:

      Hola Adriana!

      Si hablo de mi, te diré, que en mi caso no me asusta que mi hijo esté apegado a mi, entiendo que es una parte del proceso, y si dejé de trabajar era para poder proporcionarle eso. Pienso que mientras el niño lo necesita es bueno estar allí, pero luego…. luego veo mamás que saben que su hijo se quedará un rato feliz sin ellas, ellas necesitan ese tiempo y no se atreven a cogerlo.
      Esas mamás de las que hablo, yo misma en su momento, tuvimos miedo de no hacer lo correcto, cuando lo correcto es hacer lo que el cuerpo te pide.
      Gracias por pasar. Y por dejarme descubrir vuestros blogs :)

  9. Ileana Says:

    Es que yo creo que la etapa en que tu hijo te necesitaba 24 horas ya pasó… Ya estuviste 24 horas :-) Esa etapa en que la figura materna es imprescindible es la exterogestación: 9 meses, 1 año quizás…

    A partir de ese momento, no creo que pase nada porque te tomes un respiro, dejándolo con su papi, con sus abuelos… con otras personas que le quieran y le cuiden bien.

    En las culturas tradicionales no es siempre la madre la que portea al niño, también hermanos mayores, u otras personas de la tribu.

    Abrazos, Raquel!

  10. Lola Says:

    Pues es justo lo que necesitaba leer hoy, gracias por abrirme los ojos, porque realmente sabía que algo estaba fallando en mi interior y eses algo creo que es descubierto lo que es, tiempo para mí, para cuidarme, paso 24 horas con mis dos nenes, y tambien estoy de excedencia, así que tengo que reorganizar mi vida un poco para tomarme un tiempo para mí;)Un abrazo y te seguiré leyendo.

  11. Mireia Long Says:

    Ya has visto que esto ha provocado, no lo que esperabas, calmar la conciencia de madres que se te acercan, sino revolucionarnos a todas y abrir el paso a nuevas ideas.
    Yo sigo pensando que esa frustracion que desemboca en el deseo de un “tiempo para mi” está causada por las antinaturalidades de la crianza hoy. La falta de modelos maternantes en nuestra infancia, la disociación feminista y sobre todo, la crianza forzada en entornos físicos y emocionales no naturales. La madre sola, aislada, desconectada de las mujeres, produciendo y creciendo en comunidad con su hijo. La revolución sigue pendiente.

  12. Andrea Says:

    Hola!
    Realmente me encanto lo que escribiste y dejame decirte que este tema da para muchisimo mas!!! Yo tambien soy pro crianza con apego, crio a mi hijo de 21 meses asi, pero mi problema es que trabajo en la mañanas y cuando estoy en casa en las tardes me doy por completo a el… Resulta entonces que me lleno de una culpa inmensa cuando por algun motivo tengo que hacer algo en la tarde y no lo puedo llevar conmigo, es asi que termino llevandolo a todos lados no importa si eso implica el doble de tiempo de esfuerzo etc que hacerlo sola y rapidito.
    Quisiera ir al gimnasio a alguna clase de reposteria pero la culpa de dejarlo en las tardes otra vez aunque sea solo por 1 hora no me deja en paz :S asi que veras que este es un tema bien complejo!!
    Por otro lado leo muchos blogs y paginas de crianza respetuosa y sigo encontrando un mismo denominador que me da para pensar mucho… Me refiero a que una cosa es criar con apego amor y respeto y otra que en aras de ese respeto que les damos no les pongamos limites que ellos terminen creyendose que son iguales a nosotros(no me malinterpretes, me refiero unicamente al tema de los roles) y eso causa una tremenda confusion de roles, los niños tienen que sabes que nosotros somos sus padres que en nosotros tienen esa figura “grande” no igual a ellos en quienes apoyarse, que somos quien muchas veces les mostraremos caminos porque ellos aun no podran verlo claramente… No se si me entiendas … Somos sus padres!! Ellos necesitan esa figura! Padres y luego amigos no solo amigos.
    Un beso y gracias por todo lo que has escrito me ha quitado un peso de encima jejeje. Por si te interesa lo que he escrito al final puedes buscar en internet lo relacionado a simetria inconsciente entre padres e hijos alli explica mejor lo que te quize decir. :)

  13. Lorena Says:

    Hola, me encanta leeros, poneis letras a mis sentimientos, de verdad, gracias.
    Yo creo que el problema de las mamis que criamos con apego es la soledad en que quedamos sometidas por esta sociedad y este ritmo de vida.
    Lo que falta es tribu, cercanía con otras personas y familiares que también le den a los hijos compañía y aprendidaje, mientras la madre se ocupa de otros asuntos o de sí misma, sin tener por ello que alejarse de su prole en exceso.

    • mamayluca Says:

      Me has quitado las palabras de mi boca, para mi esto es lo que esta pasando, antes no se veia por que en casa estaban las abuelas, la tia soltera, y en algunos casos, hasta empleada, asi que mucha gente estaba para ayudar, habia una tribu. ahora estamos solas y esto implica no tener tiempo para nada, ni quien te apoye, aparte de tu pareja.

      • socmare Says:

        Yo también pienso eso, estamos delante de un nuevo tipo de maternidad, en la que estamos solas, para criar a un niño se necesita una tribu entera y nosotras hemos dejado de tenerla.
        El apego, el vinculo es muy importante en un bebé, es genial poder tenerlo, pero llega un tiempo en que las cosas deben seguir su curso y en esta sociedad nueva es dificil mantener el equilibrio.
        Un abrazo

  14. LILIANA Says:

    Ha sido un post maravilloso, pues da paso a la catarsis de emociones, sentimientos y pensamientos que al final es lo que permite liberarnos de tales angustias reales y totalmente comprensibles.

    Si bien, comparto lo que dice Mireia Long que esa gran frustración de muchas madres, ahogo, sentimientos de invasión PERMANENTES … es causada por nuestras propias insatifsfacciones, vacios y sombras por falta de modelos maternantes en nuestra infancia que reverdecen ante la presencia de los hijos e hijas es sano que hablemos de ello y demos paso a comprender por que nos sentimos asi y poder decidir con consciencia y placer disfrutar a los niños que crecen tan rapido!!

    Creo que cuando la pa/maternidad nos llega de “golpe” sin haberlo planeado pensado y/o deseado, la lucha entre suplir las necesidades personales y las del bebe, que como dices claramente no vino a dar sino a recibir PREVALECEN AUN MAS.

    Pero ello no quiere decir que en el camino aun para las que si han maternado con clara consciencia no puedan ni sea malo “desear ese tiempo personal” …es parte de la condición humana y muchas veces necesario!! Si el agotamiento físico y emocional invade por algun momento nuestro cuerpo, el respiro sin culpas es necesario … por eso para criar un niño/a se necesita tribu!

    Cuando no se da paso a este espacio de catarsis y “respiro” si lo necesitamos y se reprimen o se racionalizan estos sentimientos por la culpa que genera su presencia en nuestro interior y la lucha de ser “buenas madres” ; las explosiones emocionales maltratadoras buscan camino en sutiles y máximas maneras sobre los niños y las niñas.

    Abrazos desde mi tierra colombiana.

    • Patri Says:

      No estoy de acuerdo en lo de “la maternidad de golpe” conozco muchos bebés muyyyyy buscados y deseados de forma egoísta, que luego tienen mamás ausentes que deciden no dar el pecho porque es muy esclavo o porque se les va ha estropear.Que un bebé no sea planeado no quiere decir nada, puede ser el bebé criado con más amor y apego del mundo. Todas conocemos muchos casos de parejas que planean los hijos al milímetro, buscando la guardería incluso antes de nazcan y que luego los encasquetan a la primera de cambio¿Creéis que el hijo de nuestra querida ministra Soraya, que no se tomo ni un mes de baja maternal no fué buscado? Ya está bien del tópico de los hijos no deseados. Mi primer hijo,que ahora tiene ya 10 añazos, no fué buscado, yo era joven y acababa de irme a vivir con mi pareja. Le amamos desde el primer momento en que supimos que estaba embarazada, estábamos un poco asustadillos, con nervios y emoción al mismo tiempo, pero fué un tiempo precioso, le criamos con mucho amor, como a todos nuestros hijos, a todos les he dado el pecho más allá de los 2 años, con todos hemos practicado el colecho, la pequeña de 4 años sigue durmiendo con nosotros. Ahora estoy embarazada de mi 4º hijo, tendrá todo mi tiempo mientras lo necesite, el amor y dedicación mío y de su papá, y de sus hermanos que le esperan con mucha ilusión. Un abrazo.

  15. ecohumanist Says:

    lindo post!

    suscribo ampliamente a lo que planteas y me identifico mucho con tu punto de vista.

    es muy sano que se lean este tipo de testimonios en un mismo espacio en el cual se discuten temas de crianza alternativa/con apego/natural…

    sobre todo porque hay que reconocer que el discurso mayoritario va mucho por la afirmación de que la madre debe sentir espontáneamente la satisfacción de todas sus necesidades al ser parte de la díada sagrada madre-hijo.

    a muchas, esto no nos basta y no por eso suscribimos al paradigma de crianza dominante, en muchos casos somos críticas del sistema productivista y además vivimos según estos principios totalmente opuestos al sistema.

    finalmente, quería decir que afirmar que la necesidad de espacios para desarrollarnos como individo sea un “síntoma” a mí me incomoda bastante !

    de qué me sirve plantearme la cuestión en términos de «síntoma», es decir, lo que equivale a preguntarme « porqué no estoy satisfecha únicamente con mi rol de madre ? »

    no sólo que eso impide el preguntarse si el rol de madre es forzosamente exclusivo de otros roles de la mujer, además plantear este tema en términos de síntoma nos hace entrar en el peligrosísimo terreno de lo normal y patológico : hay madres normales y madres aberrantes o patológicas…

    por qué no pensar que como cualquier otra relación humana, la maternidad nos plantea dificultades siempre, problemas a veces y que es mejor preguntarse CÓMO ir saliendo de ellos que «porqué?» no correspondo a un ideal que sólo existe en la cabeza de alguien.

    • ysthar Says:

      Iba a escribir casi lo mismo, cada una somos persona antes que madre, no es un síntoma querer profundizar en nuestros proyectos o simplemente necesitar unas horas sin peques. Cuando son bebes son casi una extensión de ti misma y tienes esos tiempos, pero a los 2-3 años hay muchas cosas que no podemos hacer a solas con ellos ya que no paran, y si estuviéramos en una tribu seguro que pasarían más rato a su bola descubriendo el mundo con más niños que con nosotras ^^
      A parte repetir que lo importante es darles tiempo y compañía de calidad y muchísimo cariño. Y las horas que pasen sin vosotras saber que sentirán la misma seguridad y amor de otras personas.
      Un besazo a todas :0*

  16. madreymás Says:

    A mí lo que me sorprende es que os cueste tanto llegar a la conclusión que cuando eres madre eres éso y mucho más. Sigues siendo la pareja de alguien, la hermana, la amiga, la compañera de trabajo… por eso nunca he entendido la necesidad de dejarlo todo, el 100% de lo que hacías antes de ser madre, para dedicarte a tu hijo. Ser madre es una parte de lo que eres, una parte muy importante, pero no es TODO lo que eres.

  17. Mònica Manso Says:

    Raquel,
    Amén. Gracias por tu post.
    Porque no todas somos iguales, porque no todas estamos en el mismo punto de crecimiento en la vida, porque algunas pueden criar las 24horas y ser inmensamente felices y otras no, y si es que no, no hace falta teorizar sobre si esto o aquello, simplemente es no, y entonces se buscan soluciones, para acabar haciendo lo que realemte es importante, ser una misma, atenderte, nutrirte y encontrar el equilibrio para poder nutrir a tu hijo CON CALIDAD sean 2, 4, 8, 10 ó 24 horas.
    Cada día me encuentro mujeres en la consulta con esa culpabilidad de no llegar al ideal de crianza con apego, se desviven, se esfuerzan, y no pueden, y más allá del desamparo que hayan sufrido de niñas, es importante que se den cuenta que si ellas desaparencen como bien dices, ¿que le van a dar a sus hjios???
    Alguien tiene que hablar de estas cosas, por dios! NO TODAS SOMOS IGUALES y las que no podemos ser super-mami las 24 horas del día (entre las que me incluyo) también tenemos derecho a criar con apego, con cariño y como buenamente podamos.
    Arrgh! Siento descargarme así en este post pero es lo que hay.
    Gracias Raquel, y a todas las que habéis escrito.
    Os abrazo,
    Mònica Manso

  18. zavilar Says:

    Coincido 100% en todo lo que dices. Yo desde los 3 meses trate de tener un espacio de 2 horas diarias para mi sola. El principio mi esposo no estaba muy de acuerdo, pero rápidamente comprendió que ese tiempo no solo era beneficioso para mi sino para toda la familia. Ahora, estoy pensando en organizarme para comenzar a trabajar en varios proyectos desde casa, y aunque a veces me he sentido un poco mal por que voy a estar menos tiempo con ella, pienso que lo necesito, y que al final, las dos vamos a estar mucho mejor. Gracias por este post!! Lo comparto por todas partes!!

  19. AnaV Says:

    Yo tengo 9 hijos, a todos los cuales amamanté…. otra idea que me funciona a mí es cooperar con otras familias. A veces yo tengo a mis hijos junto con los de otros, que quedan libres para hacer lo que necesiten o deseen, y a veces los mios se quedan con otros, y yo quedo libre….

  20. ximena Says:

    hola, no conocía este blog. es la primera vez que lo visito. yo tambien practico la crianza con apego pero nunca la entendí como crianza 24 horas al día. creo que ser madre no es ser martir y como tu dices, una tiene que nutrir al hijo y no al revés. yo soy madre trabajadora y por ende paso tiempo del día fuera de casa y asi es como yo me siento mejor y siento que le doy más y mejor amor a mi hijo.

  21. Maribel Ayala Says:

    Estoy de acuerdo con el post. Después de un parto dificil, un niño hospitalizado y una lactancia materna fallida, me dediqué en cuerpo y alma a maternar a mi segunda hija. Lo cual disfruté enormemente. A la vez terminé agotada física y mentalmente.

    ¿Me hizo esto mejor madre? Quizás para mi segunda pero no para mi tercero el cual finalmente perdí. Creo que hay que encontrar el punto medio, en el cual persona, maternidad e intereses personales conviven.

  22. Noraya Says:

    Guauu… Me encanta el pst y me encnatan los comentarios…
    No tendríamos que sentirnos culpables jamás… nuestros hijos nos entienden mucho más de lo que nos podemos imaginar, y no todos nos necesitan de igual manera… A veces da la sensación de que se está intelectualizando algo que es natural y simple…
    Es muy difícil dar lo que no se ha recibido, pero posible. Pero dar lo que no se tiene… eso no se puede
    ¡Alegría, comadres!

  23. Berna Says:

    ¿Y qué pasa con la tribu? Hablo de la tribu 1.0, la real, la red de apoyo de padres, madres, familia, amigos, vecinos ¿Hasta cuándo vamos a esperar para hacer de ella un hecho, un apoyo real entre las madres inmersas en tan demandante situación. Internet nos ha abierto muchas posibilidades, pero parece que al mismo tiempo ha cerrado la más importante de todas: el encuentro e intercambio físico, real. Por ejemplo, yo observo decenas, centenas de mamás de la tribu 2.0 que comparten inquietudes y enfoques, que intercambian mucho por la red, pero con infinitas excusas para el encuentro físico, aún viviendo en la misma ciudad. Estoy segura de que la vida se haría significativamente más llevadera con la materialización de la red. Las reflexiones siempre son necesarias e importantes, pero en la acción está la clave del cambio.

  24. Bren de Amo Ser "MAMA" Says:

    Yo estoy de acuerdo 100% con vos. Crio a mis hijas con apego y me da culpa a veces sentir ganas de hacer cosas sin ellas algunas veces… Pero como vos decis, es preferible estar al 100% 22 horas al dia y no las 24 pero esperando que llegue su siesta para poder despejarnos la mente un poco. Me encanto el post y lo comparto!
    http://www.amosermama.com.ar/

  25. Susana Says:

    Yo estoy de acuerdo contigo, yo solo me separo de mi hijo 4 horas al día pero noto que tengo mas tiempo para mi y para el cuando vuelvo a su lado ya es solo para el y creo que nos viene bien a los dos

  26. Almudena Says:

    yo5 minutos al día de desconexión y me sobra. …

  27. @MariaLuisa_G Says:

    Hola
    Lloré… me siento tal cual!!! entre la culpa y mi necesidad, lo peor es que siento qe no le doy lo que merece a mi hija.. es agradable ver que no soy solo yo, gracias!

  28. socmare Says:

    Madre mia!
    Gracias por todos vuestros comentarios.
    Siento que en realidad esto lo he escrito yo, pero cualquiera de vosotras habría escrito algo parecido al respecto. Me da la sensación dado el revuelo y la actividad del blog y de facebook, que estamos todas necesitando hablar de esto y no lo hacemos. Hay miles de matices y daría para mucho más que un par de posts.
    Me alegra que algunas os hayais sentido mejor al leerlo y también haber levantado la polémica, porque creo que la manera de crecer es compartiendo ideas aunque sean enfrentadas y reflexionar de nuevo sobre el tema, aunque finalmente una se qude con lo que pensaba… o no :)
    Intentaré responderos una a una, de momento valga este comentario global para daros las gracias a todas las que habeis pasado y dejado vuestro testimonio.
    Gracias!

  29. Patricia Says:

    Estoy con Ile…los niños nos necesitan a NOSOTROS mismos, no a quienes nos han dicho que somos, o han querido que fuéramos, mamá a veces “no puede” o “no quiere” y mamá es consciente de eso y lo que hace lo disfruta, los niños neceistan tiempo pero también tiempo de calidad. ESTAR con ellos, que fluya.

  30. Vivian Says:

    Hace días que quiero dejar un comentario y vuelvo a entrar y ya hay 40! Me parece que has hablado de un tema muy importante, Raquel. Sabes, uno de los primeros libros que leí sobre crianza con apego, del Dr. Sears, hablaba de la necesidad de tomarse un respiro como una herramienta más de la crianza junto con el colecho, la lactancia y el porteo. En inglés lo llamaba boundaries, que se puede traducir como límites… Pero no se refiere a ponerle límites al bebé ni mucho menos, Sino a tener claro dónde están tus propios límites, hasta dónde eres capaz de llegar. Yo, como tú, no puedo estar 24 horas al día dedicada a la crianza. Necesito espacios de silencio, de pensar, de crear y de ocuparme exclusivamente de mí misma. No creo que sea ni bueno ni malo, simplemente es y es importanteconocernos y saber cuáles son nuestras necesidades. No creo que esta sea una trampa de la crianza con apego porque no está reñida con ella. Al contrario. Una frase que me encantó del libro: si lo resientes, cámbialo. Si no estas disfrutando, hay que hacer ajustes. Pensando en nosotras les enseñamos a nuestros hijos a hacer lo mismo, a pensar en ellos mismos el día de mañana.

  31. Esmeralda Solis Says:

    En ocasiones nos convertimos justo en esas de las que nos quejamos porque nos tratan de extremistas, de las que nos juzgan y nos sentimos observadas. Ponerse los zapatos del vecino para ver que tal se avanza por su camino es algo indispensable y no solemos hacerlo, pedimos empatia y comprension y en ocasiones nos falta justo eso mismo.

  32. lucía Says:

    me gusta tu post porque es muy sincero. creo que muchas mamás defendemos esto de criar con apego y de alguna forma “negamos” todas las cosas negativas que -como todo- tiene.
    mi bebé tiene 10 meses y desde que nació he vivido para él. mi familia vive en otro país y mi esposo viaja constantemente, así que casi todo el tiempo somos nosotros dos. a los tres meses volví a trabajar, pero como soy docente lo llevo conmigo a mis clases. también he logrado trabajar desde casa, me las ingenio para trabajar mientras duerme tarde por la noche, o durante el día mientras juega un rato, incluso con él en brazos! dormimos y nos bañamos juntos.
    es hermoso, pero es agotador. me hace falta un rato por día para mi. hasta hace unos meses mis suegros lo cuidaban cuando yo entraba a ducharme,y ese era MI momento, pero como más parecía que me hacían favor que que lo disfrutaban, empecé a bañarme con mi hijo. y ahi fue mi “soledad”.
    amo a mi hijo y amo estar con él, pero en verdad necesito tiempo para mi. y me siento culpable, como vos decís, por “no poder con todo”, pero es que no es humanamente posible, y tampoco es justo.
    qué bueno que hablaste, así a las que también nos pesa un poco esto no nos sentimos tan “malas madres” (exagerando, je), y empezamos a buscar formas de aliviar un poquito para, como vos decís, estar quizás menos de 24 hs, pero bien!

  33. Irene Says:

    Hola!! Estuve viendo que compartieron este post bastante pero recien me siento a leerlo.
    Estoy super de acuerdo con lo que decis. Es la real vivencia de una madre que se queda en casa a criar a sus hijos pero que sabe lo que es mejor para ellos. Y lo mejor para ellos es que tengan una mama plena, que disfrute (con los contratiempos del dia a dia, seguro) con su familia y con ella sola.
    Yo creo que las que nos obsesionamos con estar todo el dia y a todo momento no terminamos de comprenderlo. Las mamas que criamos con amor, apego y respeto seguimos siendo seres humanos con necesidades personales.

  34. KARINA CERPA Says:

    Hola …gracias por escribir este post…de verdad hace un tiempito que vengo sintiendo esto…esa necesidad de tener mi espacio ,desarrollar aunque sea un pequeño proyecto creativo..y si! hace falta mas de uno para organizarse ..HAY QUE PEDIR AYUDA..y explicitar para que te hace falta ese tiempo…tenemos que empezar a aparecer..como seres de necesidad tambien..!!! sin avergonzarnos…!!! e que el que disfruta mas de nuestro jardín interno es nuestro propio hijo…
    yo ya empecé a dar clases de Danza de la vida…y resultan espacos muy bellos,tengo que hablar mucho con mi esposo y he decidido que lo voy a hacer todas las veces que sea necesario,hasta queme entienda y me apoye…si no simpre parece una trivialidad, lo que yo ansio hacer con todo mis ganas tambien !!!
    Gracias besos.

  35. Isabel Villanueva Says:

    Hola!!
    Llevo unos días leyendo, muchas gracias por sacar el artículo, Raquel, como bien decís es un tema que está vivo y del que necesitamos hablar, sólo ver las reacciones que ha suscitado.
    Bastante tenemos las madres de hoy, bastante peso llevamos ya en el diario como para aumentarlo con ideas de tipo “debería”, con culpas e ideales. Cada una hace lo que puede, en ese momento, con su historia personal, con su camino de vida andado.
    No creo que la necesidad de tener un tiempo personal mientras se cría sea un indicativo de que algo vaya mal, tampoco creo que haya una regla mágica o universal para todas las mujeres, como bien dice Mónica, no todas las mujeres somos iguales.
    Para mi uno de mis mayores aprendizajes como madre está siendo no sólo cómo cuidar a mis hijas sino también cómo cuidarme yo. Y en este cuidarme hay momentos de soledad, los necesitaba antes de tener a mis hijas y los necesito ahora, aunque la disponibilidad de ese tiempo personal es limitado.
    Si pudiera pedir para el 2012 mi deseo sería menos peso en nuestras espaldas, que la culpa se vaya bien lejos, que en los entornos se vuelva a dar soporte a las madres y que sepamos escucharnos y pedir lo que necesitamos…
    Un abrazo y gracias por generar el debate y tener la oportunidad de escuchar otras voces, visiones y experiencias
    Isabel Villanueva

  36. sophiastyle Says:

    Raquel, no nos conocemos pero quiero agradecerte tu palabras, y el debate que se esta generando. Sobre todo lo que se esta moviendo en nuestros corazones. Al leeros me recuerdo de un texto de Pam England que me envió Monica Manso, sobre la “Gran Madre” – tengo muchas ganas de traducirlo ahora, aunque el castellano no es mi lengua materna. El hecho de conocer a Pam, y la perspectiva que ella ofrece a traves de Birthing from Within (y también a otras personas con las cuales siento que puedo “desnudarme” completamente), me esta ayudado tanto en el camino de aceptarme plenamente como madre, con todas mis contradicciones, con toda la luz y la sombra que hay en mí.
    Dice Pam:

    “Sobre la Gran madre, Lee Carl Jung. Para resumir, la sociedad occidental es monoteística. Tenemos “una” manera, una respuesta correcta, un Dios. Entonces tendemos a pensar que hay que haber “un camino”, que tenemos que ser coherentes, previsibles, y sentir una cosa. Cuando sentimos un conflicto, el consejo más común que recibimos es: “decídete” (make up your mind).

    Pero, nada en la naturaleza es rígidamente estático. Entonces porque la mente humana lo tiene que ser?

    Y como puede una madre ser solo una cosa?

    El bebé o el niño no es solo de una manera. Siempre se esta moviendo, cambiando… esto es lo hermoso de un niño o niña.

    Mi madre fue más bien como Kali, pero a mí me dijeron que tenía que adorar a la Madonna. Este cisma me confundió. Y qué tal si todos nos movemos entre la Madonna y la Kali, entre la Madre Nutridora y la Madre Atemorizada, entre la madre que canta nanas y la madre que grita a veces.

    La Gran Madre, dijó Jung, era Grande, porque contenía todos los aspectos de la Madre. Cuando creemos que una es mejor, cuando nos esforzamos a ser Una de sus aspectos, entonces nuestra mente crea una cisma. Un aspecto esta en la Luz, el otro se tiene que reprimir. Cuando los lados de la madre que no se consideran buenos se manifiestan, entonces nosotras (y los demás) nos juzgamos. Es el Juicio que es el problema central.

    Mas energía gastamos en reprimir ciertos aspectos de ser humano, o ser madre, mas energía proporcionamos a esta cualidad. La contra presión en realidad fortalece el muelle de esta característica. Cuando se suelta, se manifiesta, y a menudo es más dramático e intenso que si simplemente entraba y salía de una manera natural, de vez en cuando.

    Entonces, las madres muchas veces oscilan entre esforzarse demasiado a ser la “Madre Perfecta y Buena” y se rinden, sintiéndose poco apreciadas y resentidas – y tienden hacia patrones destructivos de ser madre. Por ejemplo, siendo la madre perfecta del AMPA y proponiéndose para hacer demasiados proyectos para cumplir con la expectativa de la “Buena Madre”, y luego se colapsa y se enferma o deprime, que le permite decir “no”, pero luego se siente culpable, y otra vez vuelve a esforzarse.

    Cuando acogemos a todas las partes, todos las cualidades de ser humano, de ser Madre, este amor propio nos ayuda a regularnos, en vez de crear una cisma en nosotras, en el que sentimos el dolor emocional que tantas madres sienten. Además, demostrar a nuestros hijos que nos queremos a nosotras mismas, con todas nuestras imperfecciones, es un modelo poderoso para ellos, no solo para que se amen a si mismos, pero también para que amen a su madre humana e imperfecta.

    … Cuando “perdonamos” a nuestras madres, podemos ser mejores madres. Cuando nuestra sociedad culpa a las madres, las ridícula en las comedias o en las enganchinas que se pegan en los coches, reforzamos la “Madre Perfecta” y reprimimos la Madre Humana. No puede salir nada bueno de esto.”

    Bueno, de este conversación intuyo que muchas cosas buenas están saliendo, que cada vez las madres y mujeres nos estamos queriendo y valorando y honrando más a nosotras mismas, soltando la culpa y los juicios, y aprendiendo a la vez a aceptar más plenamente a nuestros hijos, que a ellos, igual que a nosotras les salen sus monstruos, y que hago con esto??!! Con lo que he reprochado a mi madre de no haberme aceptado y amado incondicionalmente… y con mi hijo?! Que difícil!!! Soy una madre humana, somos madres humanas.

    Gracias Raquel, gracias Pam, gracias Madres.

  37. melymelhoneymiel Says:

    gracias de corazón de parte mía y de mi pareja porque hace tiempo que necesitábamos leer algo así.. gracias de verdad!!!

  38. Cecilia Says:

    Hola
    gracias por compartir tu sentir. Me senti totalmente reflejada, sobre todo con el anteultimo parrafo.
    en mis 9 meses de mama se que si yo estoy bien, puedo darle todo lo que mi cachorro necesita y el estara bien y sera feliz.
    es muy sabio aprender y enseñar a aceptar lo que se puede dar y respetar.
    te sigo!

  39. Lecturas de esta semana | Nace una Mamá Says:

    [...] mes pasado, mi querida Raquel escribió un artículo en su blog Madre Tierra titulado La trampa de la crianza con apego sobre la necesidad que tenemos las mamás de buscar un tiempo para nosotras, cosa que comparto [...]

  40. ¿Crees que es importante dedicarte tiempo a ti mismo, sin tus niños? | Familia Libre- Blog de Crianza Respetuosa y Vida Alternativa en Familia Says:

    [...] en Facebook sobre este tema, a raíz de un artículo que publicó mi amiga Raquel Tasa en su blog Madre Tierra. En su post, que tenía un título bastante polémico (“La trampa de la crianza con [...]

  41. Un nuevo blog, una nueva etapa | Mimos y Teta Blog Says:

    [...] como escribió mi querida Raquel, es cierto que el momento de querer más que solo dedicarse a ser madre llega, yo también estoy [...]

  42. Patri Says:

    Mas arriba respondí a un comentario y me quedé sin felicitarte por por tratar este tema tan peliagudo desde el punto de vista de la crianza con apego. Nosotros también les hemos criado con apego, yo me he cogido excelencias y reducciones de jornada para trabajar sólo cuando estuvieran en el colegio. Pero estoy de acuerdo contigo todos necesitamos nuestro espacio y tiempo. Puede que a algunas las baste con una horita a la semana de unas clases de cocina, o de baile, o que otras necesiten una hora al día en un café charlando con amigos. Pero eso no es egoísmo, ni ser mala madre, eso es desarrollarse como individuo, y la palabra, individuo lo dice todo, también los hijos llega un tiempo que necesitan alejarse de nosotros y pasar parte de su tiempo fuera del entorno familiar, y vaya si lo hacen jajaja…mi hijos de 10 y de 8 llevan todo el verano que no me hacen ni caso en todo el día, eso si, llega la noche y todavía les gusta tumbarse un ratito con nosotros y que les abracemos.Los hijos crecen y cada vez nos requieren menos tiempo y de manera diferente. Yo este año, que la pequeña comenzó el colé, recuperé mi afición por nadar, ahora en verano que no hay cole, cuando mi marido llega del trabajo, nado un ratito, me relajo, y cuando vuelvo soy mejor madre, te lo aseguro. En dos meses tendré que dejarlo porque nacerá mi pequeñín, pero entonces no me importará porque volveré a ser como una gallinita con su pollito debajo del ala y no lo querré soltar por nada del mundo. Un fuerte abrazo y enhorabuena por tu Blog.

  43. irene Says:

    Que empatia! La verdad que si uno a veces se suente culpable pero es sano para una tener tiempo a solas

  44. mama de Jo Says:

    hola, llegue a tu blog por casualidad, yo sigo tambien la crianza con apego pero jamas me he cuestionado siquiera que salir un par de horas sin el bebe sea dañino o vaya en contra de lo que predica la crianza natural.
    Pero entiendo tu idea pues me pasa que siento que algunas personas, en especial mujeres, se ciegan y mal entienden este tema, yo las llamo las “talibanas” del apego, hay muchisimas muy conocidas que aconsejan via facebook o blogs y hacen que te sientas la peor de las madres si se te ocurre preguntar algo que no sea parte de SUS creencias.
    yo deje mi carrera para criar a mi gordo de 20 meses ahora y pronto quiero encargar otro, al principio me cuestione hasta el aire que entraba en mi cuerpo pero luego te das cuenta que no es para taaaanto, que no le faltas el respeto a tu bebe por darte un tiempo para ti, al contrario, un abrazo

  45. Mamamusu Says:

    Yo conoci la crianza con apego, sin tener a nadie al lado que la practicara! asi que para mi fue una revelacion, algo increible, casi me senti como si descubriera el secreto de la vida, me encanto desde el primer momento y la aplique desde que nacio mi estrellita pero nunca la vi tan estresante, de hecho algunas veces he ido a una que otra reunion con papa raton o a hacer algo por la calle, incluso ahora que ella esta durmiendo, tengo mi tiempo en la pc.. Nunca vi la crianza con apego como algo con “trampa”, algo que te quita tiempo.. No se tu, pero yo no veo a mi hija que me quita tiempo, de hecho puedo ver como hace que mi tiempo valga todo lo que es, aprendiendo de ella, creciendo en amor y bueno no soy solo yo, tambien lo es para mi esposo. El todo es poder organizarse y no sentir que sacrificas algo, tengo una amiga que ahora (y porque hable mucho con ella durante su embarazo) practica la misma crianza y la mar de bien que nos va :) yo me siento feliz asi, animate y ya veras que tu tambien.. El amor y el respeto para TODOS en la familia es la esencia de la crianza con apego, todos tenemos nuestro tiempo

  46. Esther Says:

    Gracias, gracias de verdad! Justo hoy pensaba en esto, justo hoy me preguntaba qué hacía mal, qué me pasaba… Le dije a mi chico que se llevara a la peque a dar un paseo, que necesitaba un rato para mi (una ducha tranquila, darme crema, etc). Casi se lo supliqué, creyendo que me pondría pegas, acababa de llegar de trabajar… Me ha dado un beso “cuando estes mas tranquila me llamas y subimos”. 30 minutos (o 45 no se), lo que he necesitado para reencontrarme, para mirarme al espejo!
    Tu post es justo lo que necesitaba para acabar el dia satisfecha. Un abrazo!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 76 seguidores

%d personas les gusta esto: