Dormimos con nuestro hijo ¿y qué?

mafalda y el colecho

Al parecer intentar llevar la maternidad (paternidad) de una manera natural, es un pecado que la sociedad no nos perdona.

Dormimos con nuestro hijo desde que llegamos del hospital, es más, en el hospital ya dormía en la cama conmigo y solo pasaba al moisés en momentos puntuales. Una vez en casa la opción lógica fue meterlo en la cama con nosotros, y … lo siento, no me arrepiento.

He de decir que antes de que naciera mi hijo, cuando salía la conversación siempre decía que nada de compartir cama, así que tengo esperanzas de que otras igual que yo cambien de opinión.

Después de leer los libros de Carlos Gonzalez (San Carlos Gonzalez) todavía embarazada, empecé a tener  dudas, pensaba que el niño dormiría en un moisés en nuestra habitación, pero no en nuestra cama.  No hay nada que vuelva las opiniones tan rapidamente del revés como el nacimiento de un niño, confieso que he cambiado en muchas cosas desde aquel día en que vi aquella cosita tan pequeña por primera vez.  Y creo sinceramente que los cambios me han mejorado, porque ser madre provoca una necesidad vital de ser mejor, perfecta para poder darle a tu bebé lo mejor del mundo.

Llegamos a casa y sin decirnos nada supimos que el bebé dormiría con nosotros y que sería así hasta que él decidiera que prefería ir a su habitación. Fue una decisión de los dos y no, no nos arrepentimos.

Tener a mi hijo tan cerca por las noches, significa que antes de que se queje, yo ya sé que tiene hambre y le acerco el pecho, nos ahorramos los llantos nocturnos y tener que ir de una habitación a otra y en consecuencia duermo más.

Pero es que además resulta que no es una decisión caprichosa si no que  entre otros beneficios previene del sindrome de la muerte súbita SMSL, y está abalada por muchos profesionales com Carlos Gonzalez, Rosa Jove, James McKenna o Margot Sunderland.

No somos fumadores, ni tomamos drogas y vamos de cansados, pues lo normal. Por “colechar” con nuestro hijo no vamos a contagiarle nada que no le hayamos contagiado durante el día, no lo chafaremos porque resulta que las mamás tenemos un detector de movimiento que nos avisa de la presencia del bebé y si de, por ejemplo, el papa se da la vuelta más cerca del peque de lo que debería, en cambio nos facilita las tomas nocturnas, me hace sentir más tranquila porque oigo o “toco” su respiración y sobretodo, sobretodo mi bebé es más feliz, no le da tiempo a llorar, se siente seguro y protegido y eso le ayudará durante el resto de su vida.

Si, lo confieso nuestro hijo duerme con nosotros, ¿y qué?

Anuncios

4 thoughts on “Dormimos con nuestro hijo ¿y qué?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s