Pequeños tiranos o adultos sin tiempo¿?

Acabo de leer el libro de Rosa Jové “Crianza feliz”, os lo recomiendo a todas las que tengais, o penseis tener, niños entre 0 y 6 años, me ha dado un punto de apoyo sobre el que trabajar, sin sentir que mi hijo “me toma el pelo”,  argumentos con los que rebatir a todos aquellos que no entienden nuestra forma de crianza, desde la forma de contestar a la manera de ignorar las palabras necias de quien no merece respuesta.

Volviendo a la tiranía, en un apartado del libro relaciona otros títulos que hacen referencia a la educación del niño, desde otro punto de vista. No podía creerme que existieran tantos títulos peyorativos hacia el niño,  los titulos eran estos “El pequeño dictador”, “Cómo sobrevivir a los hijos”, “Cómo evitar la tiranía en los niños”, “Socorro tengo un hijo adolescente”, me parecía increible que esos títulos estuvieran hoy presentes en las librerías, así que aprovechando que estaba en la ciudad, me pasé por un par de librerías y sí, están todos allí, y no solo eso sino que son muchos más y ocupan mucho más espacio y más visible, que otros títulos que para mi han sido primordiales, como por ejemplo “Un regalo para toda la vida” de Carlos Gonzalez o “Dormir sin lágrimas” de la misma Rosa Jové.  Provablemente no está bien, lo sé, seguramente no sirve de nada, también lo sé, pero no pude evitarlo, redistribuí un poco la disposición de los libros y les dí la vuelta a unos cuantos… ya sé, en cuanto pasara el primer empleado los colocaría de nuevo…. en fin, fue mi pequeña contribución a una crianza diferente.

Está realmente extendido que los niños nos toman el pelo, que son pequeños diablos que nos manipulan, todo el mundo lo piensa, yo lo pensaba también, hasta que me he metido de pleno en la crianza de un niño, en mi caso igual es más grave no saber de esto antes, porque en realidad yo estudié para trabajar en una guardería, y nunca nadie me dijo que los niños solo reclaman lo que necesitan, en cambio oí mil veces que són pequeños manipuladores.

Con esta idea pasa lo mismo que con la lactancia materna, un inmenso vacío de información, suplido por información falseada, hecha a medida de los adultos, para enfadarnos y descargar nuestra ira sin sentirnos culpables, la culpa siempre es del niño.

El caso es que comentándolo en casa con unas amigas, además de retarme : – ¿a ver qué haces cuando tenga una rabieta en el super?, y de decirme que un cachete a tiempo no está mal  (de hecho es ilegal en España pegar a los niños), al final la conclusión era que no hay tiempo para dialogar con los niños, y claro es mucho más rápido dar un cachete que sentarte con tu hijo a explicarle cómo son las cosas. Supongo que más “gratificante” dar un cachete que “perder” el tiempo en revisar tus opiniones respecto a tu hijo, y hacer de él en vez de alguien que vive para chincharte, un ser humano que te ama y que necesita más atención que un adulto y deberías sentirte feliz de que reclame esa atención de ti, y no de cualquier otro. Al fin y al cabo tu has decidido crearlo.

Así que, pequeños tiranos o adultos sin tiempo?¿?

Anuncios

4 thoughts on “Pequeños tiranos o adultos sin tiempo¿?

  1. Me has hecho reir a carcajada cuando explicabas que has redistribuidos los libros non gratos por las estanterías de la librería. Esta actitud pueril, también la he tenido yo… pero después, me he sentido tan bien !!!

  2. Socmare,

    he conocido tu blog a través de Erika, y tengo que decirte que me encanta. Llevo varias semanas queriendo decírtelo, pero! como mamá de otro niño de 10 meses, como tú sabrás muy bien… esto es lo que hay! :)))

    Me identifico muchísimo con muchas percepciones e ideas tuyas, incluso vivencias. Como el haber echado de menos una doula, arrepentirse de no haber llegado ‘más’ consciente al parto y dejarme llevar, cambiar de ideas respecto a los niños (eso es, no son unos tiranos!)…

    Mi respuesta a tu pregunta es, claramente, adultos sin tiempo. Podemos tener un gran nivel de vida, podemos tener mucho dinero… pero hay que ser muy rico para poder comprar tiempo (y aún así, habrás tenido que haber invertido mucho tiempo antes sólo en dedicarte a ser rico…)

    El otro día lo hablaba con mi mejor amiga… si me muriera mañana, me moriría feliz. Tengo tiempo 🙂 no trabajo fuera de casa, estoy todo el día con mi bichito. Tenemos tiempo de levantarnos a la hora que nos de la gana, a jugar en la cama, a desayunar sin prisas, a salir a comprar con tranquilidad, a preparar la comida, a dar paseos… si se pone malito no me angustia pensar con quién le dejo porque me llaman de la guardería (la guardería es mamá!)… cuando duerme, tengo tiempo de leer, de compartir, de formarme, de descansar… y no cambiaría este momento por ningún otro de mi vida que he vivido hasta ahora. Vivir sin prisas, aunque sólo sea por un tiempo, es de lo mejor que me ha pasado hasta ahora (aunque en la locura de las primeras semanas de mi hijo no supiera verlo).

    Un abrazo,

    Caro (mamá de Mateo)

    1. Gracias Carolina! Me alegra que te guste el blog, a mi el tuyo también :).
      Sí, con un bebé el tiempo toma otra dimensión. Y me alegro que te hayas quedado con todo el tiempo del mundo para ofrecerselo y regalartelo a ti también.
      Y es una pena que nuestra falta de tiempo sirva para excusarnos de la falta de paciencia y hacerselo pagar a ellos.
      Me alegra que estés tan feliz con tu bebé. Son lo mejo del mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s