Mi “parto” sin doula

Quería hablaros de las doulas, porque  aunque son una figura antigua, de algún modo se perdieron entre tanta modernidad y ahora resurgen (menos mal).  La mayoría de nosotras poco o nada sabemos de las doulas, y quisiera aportar mi granito de arena a su visibilidad, porque cada vez más estoy convencida que són necesarias.  Por desconocimiento no contactamos con ninguna y nos perdemos su apoyo, sabiduría y compañía.

Hace casi cuatro meses que un pequeño nos alegra la vida, desde que nació un nuevo mundo se ha abierto para mi, he descubierto la verdadera felicidad, de la que ya tenía apuntes, pero ahora me inunda día trás día. Ahora que todo se va estabilizando y que me siento fuerte y segura, porque él me necesita y me ha hecho así, es cuando vuelvo la vista y revivo el momento de su nacimiento.

No tuve un parto, fue una cesárea, contra más lo pienso más convencida estoy de que fue “culpa” mía, no estaba preparada, y tenía tanto miedo que a pesar de que el día se acercaba no me preparé, no busqué información, miré hacia otro lado y me dejé hacer. Ahora me arrepiento. Ahora que ya nada puedo hacer es cuando leo muchos artículos sobre el tema, y ahora es cuando a través del grupo de lactancia Sant Feliu-Lactancia Materna, he conocido a una doula Érika y a una futura doula Mª Jose García Robles que además es la asesora del grupo de lactancia. Estoy convencida que si hubiera tomado en cuenta la figura de la doula hubiera sido diferente.

Porque el “problema” no es solo la cesárea, de la que puede que aún habiendo sido más consciente no me hubiera librado, el problema que me angustia, del que ahora soy  más consciente son los daños “colaterales”. Pedí especificamente que no me separaran del bebé, aunque fuera cesárea, me dijeron que no podía ser, que estaría drogada y no podía quedarme con él, entonces le dije a la comadrona con mi pareja delante que se lo dieran a él, y a él le comenté que se sacara la camiseta y se quedara con el bebé contra su pecho, no podría darle el pecho pero por lo menos sentiría su calor, tampoco lo hicieron. Nada más nacer mi pequeño estuvo lejos de mi, lo intuía en una mesa lejana con la comadrona y una enfermera revolviendole, me lo enseñaron después y cuando se lo llevaron estaba “tranquila” porque al menos estaría con su padre, pero no, no se lo dieron, solo cuando él lo reclamó enfadado viendolo en una cuna se lo dieron, para entonces ya había pasado hora y media del parto.

A pesar de todo hacemos lactancia materna exclusiva, me pregunto si las grietas que tuve tienen algo que ver con todo esto, y doy gracias al final, por haber sido fuerte y continuar dándole el pecho y seguiré haciéndolo hasta que él diga que no quiere más.

Si de nuevo nos aventuramos a tener otro bebé espero tener una doula a mi lado, para ayudarnos, acompañarnos, aconsejarnos.

Pensando en que como yo, muchas de vosotras no teneis mucha información sobre las doulas, he pensado hacer varios posts hablando de ellas y dejándolas hablar desde este blog. Espero que os resulte útil e interesante.

Anuncios

One thought on “Mi “parto” sin doula

  1. si decides tener otro bebe, budca una doula y prueba parto natural! yo logre un parto despu de una cesarea c este acompañamiento, es fundamental! felicidades!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s