Teta sí

Vaya por delante que no es mi intención molestar o violentar a nadie, dicho esto:

Todas las madres queremos lo mejor para nuestros hijos, pero a veces la falta de conocimiento o la opinión de un “experto” pone en jaque nuestras iniciales buenas intenciones.

Me sorprendió saber que la mayoría de pediatras no tienen formación específica sobre lactancia materna, en cambio al parecer e imagino que debido al boom de los biberones, sí que saben de lactancia artificial.

Así, cuando una madre que se estrena en la maternidad y en la lactancia materna sin problemas, sin grietas, con el niño cogiéndose bien al pecho, en fin, el inicio que hubiera querido para mi, asi pues, esa madre amorosa, orgullosa de que su cuerpo siga siendo el responsable de que su bebe coja peso,  dia sale del pediatra desconcertada con una receta en el bolsillo: suplemento.

Somos madres, acabamos de pasar por un proceso hormonal intenso, que a menudo nos deja descolocadas, estamos inmersas en un momento especial, único, podemos sentirnos frágiles y temerosas, si no creemos en nosotras mismas, podemos empezar a pensar que no somos capaces de alimentar a nuestros hijos y si entoces alguien nos confirma nuestras dudas es fácil caer en la “trampa”.

Por eso creo que  lo mejor es tener claro qué es lo mejor. Y lo mejor para un bebé humano es la leche humana, igual que para un ternero lo es la leche de vaca.

Antes de extender una “receta” , ¿porque no probar otras alternativas?, como ofrecer más veces el pecho, como sacarse leche y ofrecerselo en un vasito, vaya hasta en un bibe si me apuras. La leche de fórmula no es más que un sucedáneo de la que nace de nuestros pechos, leche de vaca a la que le quitan proteínas y le añaden otras cosas.

¿Si tenemos leche de primera calidad a 0 euros, porque decirle a las madres que mejor otra de inferior calidad y más cara?

Vistas las cosas que pasan a mi alrededor, creo que he tenido mucha suerte, antes de que naciera el peque cayeron en mis manos los libros de Carlos González y me dieron seguridad en mi opción, ya tomada de hacer lactancia materna y cuando me vi apurada con una grieta en el pezón que parecía que no iba a curarse nunca, el grupo de lactancia, especialmente la asesora, Mª Jose´,  hizo que volviera a confiar en mi misma.

Os invito a todas a acercaros a vuestro grupo de lactancia más cercano. Sólo desde el conocimiento y el afecto podremos tener una maternidad relajada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s