Recuerdos de otras navidades

Estas son las segundas navidades que pasamos acompañados de nuestro hijo, todavía es muy pequeño, todavía no las disfruta pero presiento unos años en los que volverá a nosotros a través de sus ojos ilusionados la magia de esas otras que disfrutamos en nuestra infancia.La Navidad ya no es lo que era para mi, hace años que no me ilusionan, que no significan apenas más que días de fiesta en el trabajo, pero hubo otras navidades en las que todo era diferente.

He estado leyendo artículos sobre juguetes, cuáles son los más adecuados a cada edad, cuáles los mejores, he vuelto a ver como cada año cómo se llenan los centros comerciales los últimos días y cómo los coches se cargan con montañas de juguetes, mañana como cada año, volveré a ver los contenedores a rebosar de papeles de regalo, cartones y cajas en los que toda la familia ha puesto la ilusión de ser el que más le guste  al niño de la casa.

Y en medio de esta vorágine regaladora, vuelvo los ojos a mi infancia y me pregunto a mi misma, cual fue el regalo estrella, qué es lo que recuerdo de mis navidades, cuando las navidades estaban teñidas de ilusión…. no recuerdo ningún regalo en especial, ni siquiera la bici que entonces era un regalo diez y seguro que me gustó muchísimo, no, no recuerpo ningún regalo en especial, pero sí que mi mente y mi corazón vuelven una y otra vez a las luces de Navidad.

Cada año mi padre me cogía de la mano y me llevaba a la ciudad, me llevaba a “vamos a ver los mejores árboles de Navidad, los más bonitos”,  y caminábamos juntos, sin prisas, mi pequeña mano envuelta en la suya cálida, y la otra presta a señalar aquella cenefa especialmente bonita, o aquella estrella brillante en lo alto de un árbol enorme, nos mirábamos sonrientes, con la cara helada y su mirada brillante de ilusión me devolvía la mía propia emocionada. Nunca tenía prisa, nunca era demasiado pesada, ni tonta, ni lenta.

Cada año otra noche navideña mi padre me llevaba a ver los puestos de Gran Via, y cada año me compraba carbón, aunque me decía, ya sé que has sido buena.

Cada año una de las mañanas de fiesta nos ibamos juntos a una matinal en las Ramblas a ver una peli de dibujos.

Y las luces, sobre todo las luces, de las que nunca me cansaba.

Ahora que soy madre, me doy cuenta de cuanto amor había en aquellos paseos, mi padre no era un hombre ilustrado, no había leído libros de crianza, pero jamás puso problemas en que me arrebujara en su cama entre los dos las mañanas de domingo, ni se enfadaba por los despertares bruscos y juguetones, siempre encontré su sonrisa. No, mi padre no era un hombre especialmente ilustrado, pero sabía que lo importante era el tiempo. El tiempo y la mirada.  y algo debió de estar muy bien en aquellos paseos cuando mis recuerdos de navidad se basan en ellos.

Miro a mi hijo, ahora dormido a mi lado y quisiera hacerlo tan bien para él como lo hizo mi padre conmigo, darle mi tiempo, mi tiempo sin prisas de adulto, sin interferencias, sin menosprecios, devolverle aquella mirada complice, ilusionada, de adulto que se vuelve un poco niño y que a la vez sigue siendo el protector, el más fuerte, el mejor. Quizás porque se deja ser niño y se da sin reparos, sin miedos.

Él nos tendrá a los dos, caminará pisando fuerte entre sus padres, y pararemos las veces que quiera y nos sorprenderemos con sus sorpresa y dejaremos que nuestros ojos vuelvan a brillar en los suyos y de nuevo será Navidad también para nosotros.

Gracias papá por regalarme tu tiempo y esas miradas que fueron siempre solo nuestras.

Feliz Navidad a todos los “niños” del mundo.

One thought on “Recuerdos de otras navidades

  1. Feliz navidad! Me emociono mucho tu relato me llevastes nuevamente a mi infa ncia y la añoranza como tu al ser adulta se durmio la niña en mi pero cuando nacio mi primer hijo todo cambio todo volvio la niña las sonrisa, la paciencia los juegos y las navidades volvieron a brillar y emocionarme como ante mi primer amor tiene 6 años el segundo 2 y estos tiempos son maravillosos poq q a traves d ellos me siento niña otra vez DTupadre sin duda no era ilustrado como dices pero tenia la sabiduria y esa inteligencia desarrollada q muy pocos lo tienenen y eso vale mucho mas feliz navida para uds y un abrazo a tu papa!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s