El derecho de maternar

Me estaba resistiendo a escribir sobre esto, pero no puedo evitar unirme al nutrido grupo ya,  de mujeres y hombres que lo han hecho sobre este tema, a raiz de la reciente incorporación al trabajo trás su maternidad  de una mujer pública.

Soy madre y en tanto que lo soy me solidarizo con el resto, con todas las madres, puedo empatizar con todo o casi todo, puedo entender todo, pero hay cosas que merecen ser puntualizadas.
Mi opción para maternar fue quedarme en casa con mi hijo, verlo crecer yo, ser yo la primera que viera sus primeros pasos, sus primeros dientes, su evolución en primera persona, sin que me lo contara otro. Fui “egoista” con la vida y escogí ser madre a tiempo completo, el tiempo que considerara necesario y aqui sigo. Esta fue mi opción, pero no por ello es la MEJOR opción, aunque sin duda sí que es la mejor alternativa para mi.
Mi cuerpo y mi alma no querían estar en ningún otro sitio que no fuera al lado de mi hijo.
Pero entiendo perfectamente a las madres que escogen otra opción, sí escogen otra opción. Entiendo que no a toda mujer le apetece quedarse con su hijo, y si eso es así, realmente lo que tiene que hacer es buscar una buena alternativa para seguir con su trabajo y el tiempo que esté con su hijo que sea eso tan trasnochado de “tiempo de calidad”. Porque si lo que quieres es estar en cualquier otro lado en vez de con tu hijo, no vas a estar bien, vas a ser una gruñona, una mujer agria y tu hijo va a percibir todo eso en cada uno de tus gestos, y eso es peor que dejarlo en brazos de alguien que vaya a ocuparse amorosamente de él, mientras tu cumples con aquello que deseas y luego a la vuelta te sientes plena y con ganas de acunar a tu hijo.
Pero una cosa es un niño, y otra un bebé recien parido. Soy consciente de que en medio de todo esto, estan los derechos de quienes no tienen voz: los bebés. Su voz, sus derechos, recaen en nosotras, en sus madres y sus padres y debemos de ser lo suficientemente honestas como para al menos cubrir unos mínimos de esos derechos. Dicen de los niños que han sido relegados a un tercer o cuarto plano en las familias, jactandose de ello, esas madres dicen, que las quieren mucho y que han salido fenomenalmente a golpe de franfurt e instrucciones telefónicas a falta de su presencia, y no digo que no, han salido fenomenalmente a pesar de, no gracias a, claro está que jamás nunca nadie podrá saber cómo hubieran sido esos niños de haberse criado de otro modo,  y de paso les digo que los niños siempre, siempre, siempre, quieren a sus padres, les hagan, lo que les hagan, lastimosamente los padres, las madres no siempre quieren a sus hijos.
Los niños crecerán y madurarán hagamos lo que hagamos, evidentemente dependiendo de cómo sea su entorno, lo harán de un modo u otro. Tienen derecho a unos mínimos y esos mínimos son tener cariño, contacto y leche durante los primeros meses, lactancia a demanda en exclusiva durante los seis primeros meses dicen la OMS. Y no veo como se puede hacer eso si no tienes a tu madre cerca.

En España contamos con una “irrisoria” baja maternal, ganada con mucho esfuerzo, tras muchos años, una baja que muchas trabajadoras siguen pidiendo y ejerciendo con la boca pequeña y el corazón encogido por miedo a las “represalias”, porque a pesar de que la mujer-madre está realmente protegida por la ley, siguen existiendo esas cosas como el desprecio, el maltrato verbal, y demás galanterias que en las empresas se guardan para los trabajadores cuando estos no se plegan del todo a sus requerimientos, las mujeres en España tienen miedo de ejercer sus derechos por miedo a perder el trabajo, esto no me lo han contado, esto lo he visto y lo he vivido de primera mano. Por eso cuando una mujer pública, de un partido que dice se basa en la unidad familiar, al que se le llena la boca con la palabra matrimonio de hombre y mujer para poder tener hijos y fundar familias, por eso digo, cuando una mujer de estas características se salta a la torera un derecho, sí derecho, no obligación, se salta un derecho conquistado por los trabajadores, enviando un mensaje de : es que si no lo hago me pierdo la fiesta, si no lo hago no me guardan el puesto, si no lo hago me quedo en la estacada. Cuando veo eso intento ser moderada, pero me vienen a la mente todas las mujeres que conozco y que han vivido la maternidad con miedo de no poder volver a recuperar su sustento económico. Porque al fin lo que está diciendo es que la mujer que va a ser la mano derecha del presidente, la que va a dictar leyes junto a él, tiene un jefe que hace lo que se supone que ningún empresario puede hacer, obligar a volver al trabajo antes de las seis primeras semanas, dicho de forma explicita o velada, da igual, y lo que dice es que ella tiene miedo de ejercer su derecho por miedo a quedarse fuera. Esta señora será la que estará apoyando o denegando las nuevas políticas de conciliación, conciliación en la que por cierto no se trata de igualar las bajas maternales y paternales, o sí, pero que deberían priorizar una baja maternal más amplia y remunerada, porque NO , NO SOMOS IGUALES,  cómo alguien puede pretender que hombres y mujeres somos iguales, no lo somos y llegada la maternidad todavía lo somos menos, una madre debería tener el derecho de poder maternar a su hijo durante mínimo el primer año, ampliable a tres, sin ser señalada con el dedo, manteniendo un puesto que la espere, y un sueldo durante ese tiempo, el trabajo más importante para la sociedad señores y señoras, el  que nutre de individuos esa sociedad no está remunerado.
Y sí, me considero FEMINISTA, pero no del feminismo rancio que gracias a dios nos dió el voto, los tiempos han cambiado y la sociedad con los tiempos, y es tiempo de ser mujer con todo lo que ello conlleva y no tener que pedir perdón por ello. Soy mujer, madre y llamarme egoista, pero lo quiero todo y quiero que yo y todas las madres tengan derecho a serlo, y sean apoyadas por esta sociedad que neciamente nos critica y que tanto nos necesita. Quiero que las mujeres podamos realizarnos laboralmente sin miedo a tener hijos y perder nuestros puestos y una sociedad que no tenga miedo a la maternidad.
Quiero que todas las familias tengan derecho a maternar!!!!

Raquel Tasa
28 de Noviembre de 2011

6 thoughts on “El derecho de maternar

  1. DISCULPAME PERO CUANDO UNO ESCRIBE EN INTERNET NO ESCRIBIS EN EL DIARIO DE TU CIUDAD NISIQUIERA DE TU PAIS
    MI ALMA Y MI CUERPO DESEAN PROFUNDAMENTE ESTAR CON MIS HIJOS Y VIVO EN UN PAIS DE SUDAMERICA DONDE CON EL SUELDO PROMEDIO DE UNA SOLA PERSONA NO S EMANTIENE UNA FAMILIA
    GENIAL, ELEGISTE SER MADRE DE TIEMPO COMPLETO, ANQUE CONSIDERO QUE LAS BUENAS MADRES SOMOS TODAS DE TIEMPO COMPLETO, ES LAMENTABLE QUE CREAS QUE TU HIJO VA A SER MAS O MENOS FELIZ EL DIA D EMAÑANA PORQUE NO TE VAS A TRABAJAR 8 HORAS Y VOLVES
    Y LAMENTABLEMENTE HABLAS Y OPINAS SIN HABER VIVIDO LA EXPERIENCIA
    CUANDO ESCRIBO DE ALGO QUE NO LO VIVI EN CARNE PROPIA ME ASESORO BIEN Y CON TODO MI RESPETO ME PARECE QUE NO LO HICISTE

    1. Hola Ana Lia, siento haberte molestado, no era mi intención. Cuando he escrito este texto, lo he hecho para promover el derecho que tenemos las mujeres de poder estar al cuidado de nuestros hijos, sin por ello perder capacidad económica. El estado, sea el que sea debería ocuparse de que una mujer pueda criar a su hijo y pueda vivir con dignidad el tiempo que sea necesario estar a su cargo. No estoy metiendome contigo, ni con las madres que no tienen más opción que continuar su trabajo, estoy expresando, la necesidad que tenemos todas de poder elegir. Tu no pudiste elegir, y eso no debería pasar. Estaba hablando de una mujer que teniendo mucho más dinero que tu y que yo, muchas más posibilidades laborales que nosotras, escogió dejar a su hijo, saltandose un derecho que aqui ha costado mucho tener, haciendo así que a partir de ahora, a otras mujeres con menos capacidad económica se lo pongan más dificil sus jefes, En españa la baja maternal de 3 meses y medio es remunerada.
      Y si me asesoré Ana, hay evidencia científica sobre las necesidades de los primeros años de los niños, por eso, mi lucha y la de muchas mujeres es para que nos dejen maternar y no por ello dejemos de tener dinero para poder hacerlo dignamente.
      Te pido de nuevo disculpas si te has sentido mal al leerlo. Estoy segura que eres una gran madre .

  2. Hola, estoy totalmente de acuerdo contigo, pero se han dicho tantas cosas sobre la maternidad y no se llega a nada nunca o va tan despacio, que estamos llegando a la era llamada desmadre..y nunca mejor dicho…los niños ya no se crian como antes con sus madres..desde los tres meses están en guarderías ,quien las pueden pagar y si no, consentidos con las abuelas, que si no fuera por ellas….aun estarían peor…Y como bien dices ,igualmente los niños crecen y maduran queramos o no , pero a que precio? que generación estamos educando? con que valores familiares?…el padre todo el dia fuera, la madre haciendo lo que puede por poder estar con su hijo unas pocas horas al día…y el niño? nunca nadie mira por el niño y que clase de educación esta recibiendo?….en quien se va a convertir? Creo que los tres primeros años del niño son fundamentales para una buena base y para que el resto de su vida tenga unos pilares para construir su vida.Creo que deberíamos pensar en eso..en que lo que estamos haciendo ahora con nuestros hijos , sera lo que luego ellos tendrán y también pasaran a sus hijos y depende de nosotros que si queremos que la familia siga siendo algo que perdure, deberíamos hacer algo y dejar de mirarnos nuestras propias narices y volver a las cosas que de verdad son importantes…y somos nosotros mismos y nuestra especie. Deberíamos dejar de hablar y actuar y las mujeres imponer a los hombres esto y que nunca mas una mujer tenga que dejar de ocuparse de su hijo por miedo a perder su trabajo y no poder mantener su familia.

  3. Deberías tuitear este tema a Soraya y a Mariano. Aunque estarán muy ocupados por lo menos deberían leerlo, y quizás algún día dar una explicación. La verdad es que no ha ayudado nada a la imagen de la baja maternal, que algunos siguen viendo como vacaciones por el morro. Gracias por tu articulo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s