Video La Maternidad Feliz

Con gran ilusión os presento mi último proyecto en compañía de Mónica Felipe Larralde, un curso, una comunidad, un lugar donde encontrarnos para vivir un embarazo y un postparto feliz.
Podeís encontrar todos los detalles del curso y la comunidad en :

Comunidad La Maternidad Feliz 

 

Anuncios

La maternidad feliz

entrada

Os presento el último proyecto en el que me he embarcado.
Embarazo y Puerperio Feliz
Es un proyecto conjunto con una mujer muy especial Mónica Felipe Larralde es una gran mujer, especialista en relajación, creadora de la relajación del útero, escritora, conferenciante. Podéis ver más sobre ella aqui: ¿Quienes somos?
Está hecho con mucho amor y estoy muy contenta porque ha quedado precioso, vamos a andar un trecho del camino juntas, y vamos a crear una comunidad de mujeres, de madres donde nos sentiremos arropadas, comprendidas, vamos a crecer juntas en la maternidad y en la vida. Espero que os guste, nosotras estamos deseando empezar a compartirlo con todas vosotras.

Deseamos de corazón que encuentres en este espacio un lugar para adquirir herramientas y compartir con otras mujeres el maravilloso, ambivalente y silenciado proceso de ser madre.

¿Qué encontrarás en Embarazo y maternidad feliz?

Una comunidad de mujeres que, como tú, están atravesando su maternidad. Y además, información fundamental en formato curso. Pero no es un curso al uso, es mucho más. Porque no solo tienes reflexiones teóricas, recursos o biografía interesante, sino que además tienes archivos en mp3 para llevar a la práctica lo teórico. Y tienes la posibilidad de compartirte en intimidad en un espacio creado para ti junto con otras mujeres en tu misma situación. Más que un curso,  es un espacio amoroso de acompañamiento, hemos seleccionado las mejores herramientas y ponemos a tu disposición toda la experiencia que tantos años de acompañar a mujeres en su maternidad nos ha dado a las autoras. 

Usaremos todos los recursos que las nuevas tecnologías nos ofrecen: videos, archivos de audio, documentos, redes sociales… con el único objetivo de que vivas la maternidad con la fuerza y el sostén que te mereces.

Creemos que la maternidad, con sus luces y sombras, puede ser un espacio de empoderamiento y alegría.

Programa de la comunidad “Embarazo y puerperio feliz”

La comunidad “Embarazo y puerperio feliz” es el lugar en el que disfrutar con herramientas prácticas, información valiosa y un grupo de iguales. Porque ninguna mujer debería vivir sola el proceso de la maternidad, compartirte con otras mujeres es la mejor garantía para vivirlo sin miedo y con confianza. “Embarazo y puerperio feliz” es el espacio para disfrutar de tu maternidad. Consta de un curso que se desarrolla a lo largo de cuatro módulos, en los que tendrás acceso a un video de 30 minutos en cada módulo, más documentación, más archivos o prácticas, así como tres Extras muy especiales y, además, y para siempre, el acceso a la comunidad “Embarazo y puerperio feliz”.

1.- CURSO

Módulo 1: Embarazo, parto y cuerpo de mujer, por Mónica Felipe-Larralde

No es extraño que tengamos miedo al embarazo y al parto en nuestra cultura. Desde la presión sobre el aspecto físico de las mujeres a las malas prácticas para parir (posición tumbada, oxitocina sintética rutinaria, episiotomía generalizada…), el embarazo y el parto pueden ser una experiencia muy intensa. Revisar nuestras creencias sobre el embarazo y el contexto cultural en que nos embarazamos y parimos es fundamental para disfrutar de un embarazo relajado y feliz.

Módulo 2: Técnicas de relajación para embarazadas y madres, por Mónica Felipe-Larralde

Relajarse y disfrutar el embarazo, parto y puerperio es dar espacio para el goce y la alegría y el reencuentro con el propio cuerpo y el bebé. El estrés afecta al sistema nervioso y endocrino y sus efectos negativos pueden afectarte física y emocionalmente e, incluso, llegar al bebé. Tener a mano herramientas fáciles y efectivas que minimicen sus efectos y favorezcan la vinculación con el bebé es una gran diferencia. Permitirnos conectar con el cuerpo, con el bebé y tener un espacio propio para sentir paz y serenidad es de gran importancia en este proceso vital.

Incluye archivos en mp3 con relajaciones guiadas.

Módulo 3: Sombras y luces en el puerperio, por Raquel Tasa

El nacimiento de un bebé, no es “solo” eso, implica también tu propio renacimiento. Una etapa de descubrimiento de una misma, de una mujer mucho más emocional con la que quizás has tenido poco contacto. El post parto además de hacerte entrar en un ritmo diferente de vida, en el que todo es más lento, te vuelve a poner en contacto contigo y junto a eso nace una etapa de creatividad, el cerebro y el sentir se desperezan. Una nueva vida que vale la pena explorar sin pasar de puntillas por ella.

Módulo 4: Aprender a conocer a nuestro hijo, por Raquel Tasa.

La mirada de cada madre es única, darnos tiempo para establecer esa relación, es el mejor regalo que podemos dar a ese nuevo amor. Aprender a distinguir entre lo que es normal y lo que es una alteración es uno de las primeras necesidades que sentimos. Este primer tiempo de contacto con nuestro hijo nos va a ayudar ahora y en el futuro.
¿La lactancia duele? La subida de la leche, ¿es importante el calostro? ¿cómo es un agarre correcto? La lactancia es a demanda. ¿Existen los cólicos? El cuidado del cordón. ¿es tan importante el baño diario? Estas preguntas y muchas más dejarán de ser un interrogante en esta etapa.

2.- EXTRAS

Pero, además, obtendrás los siguientes extras:

  • Primer extra: Video con una charla titulada “Claves para mejorar la relación de pareja tras el nacimiento de un hijo”, por Mónica Felipe-Larralde, autora del libro “De pareja a trío. crisis de pareja tras el nacimiento de un hijo”
  • Segundo extra: Relajación dinámica y estática titulada “Vínculo mamá-bebé”
  • Tercer extra: Acceso a los grupos de acompañamiento online “Puerperio feliz” de Raquel Tasa durante 3 meses.

3.- COMUNIDAD: acceso para siempre a una comunidad de madres  en a que compartir-te, resolver dudas y crecer junto a una tribu, porque ninguna mujer debería vivir la maternidad en solitario.

Objetivos:

  • Aprender eficaces y sencillas relajaciones para el embarazo, parto y posparto.
  • Vivir la maternidad de un modo más tranquilo y gozoso.
  • Aprender a distinguir entre lo que es normal o no en el bebé.
  • Darnos espacio para sentir y reconocernos en esta nueva etapa
  • Tener todos los recursos para escoger el que mejor se adecue a nosotras.
  • Tener una comunidad de mujeres atravesando la misma situación que tú con la que compartir experiencias, dudas y alegrías.

Contenido:

Curso

Clases grabadas: 4 videos de 30 minutos

+

Documentación

+

Archivos en mp3

+

Comunidad de madres “Embarazo y puerperio feliz”

+

Regalos extra:

Video “De pareja a trio: claves para mejorar la relación de pareja”

+

Relajación en mp3 “Vínculo mamá-bebé”

+

Regalo: acceso a los grupos de acompañamiento online de Raquel Tasa durante 3 meses.

Precio: 100 €

Precio especial lanzamiento: 75 €* (hasta el 14 de diciembre)

Fecha de comienzo:  15 de diciembre

Regalo de envío del ejemplar “De pareja a trío” a las 15 primeras inscritas* Envío a Península y Baleares. Consultar otros países o comunidades.

img_20160831_143448

Sí, quiero ser parte de la comunidad de Embarazo y Puerperio Feliz

Es muy fácil, para inscribirte solo tienes que:

1.- Pagar a través de Paypal (recuerda 75 € precio especial de lanzamiento).

boton

2.- Enviar un mail después a cursos@lamaternidadfeliz.com

Quiero saber más o tengo una duda sobre la comunidad “Embarazo y puerperio feliz”, mándanos un mail y estaremos encantadas de atenderte:
info@lamaternidadfeliz.com

 

El puerperio no es como te lo contaron

 

elplacerdesermailchimp
Cita gratuita on.line de media hora para suscriptores:
Puerperio feliz.El placer de Ser

Y porqué no. Porqué no vas a ser feliz en este momento especial de tu vida.

Es cierto, ser madre quizás no coincida con esa imagen idílica que te han contado o la que has visto en un instante de una peli romántica.
Ser madre es otra cosa, quizás sientas que llegar a casa con tu bebé, ese momento en el que abrís la puerta los tres va a ser el comienzo de una vida tranquila y relajada, no hay nada más suave y relajado que un bebé y de pronto unos días después miras y ves que toda la casa está revuelta, tú sin duchar, el bebé llora y estás agotada… pero si esto era muy fácil piensas, pero si es todo natural, debería ser todo mucho más fácil, soy yo, soy yo la que lo hace mal, nunca me dijeron, nunca me contaron que esto era tan complicado.

Respira, respira, coge a tu bebé en brazos, pasea para que encuentre ella/el también la calma, acomódate en el sofá, respira, respira, escucha esto en tu cabeza, todo está bien, lo estás haciendo bien, este bebé te escogió, vino a ti, tú eres la mejor madre que ese ser puede tener. Repítelo hasta que te lo creas. No es broma, no es una ilusión, es así, tú eres la mejor madre que puede tener.

Qué es lo que ocurre. Lo que pasa es que probablemente tenías falsas expectativas con respecto a lo que es quedarse en casa con un bebé recién nacido, a menudo pensamos que un bebé nos va a dejar mucho tiempo para nosotras, total sólo duerme, pero no es cierto. El trabajo de las madres es inmenso y el algo que se prolonga durante las 24 horas, no hay descanso para el almuerzo, ni sales del “despacho” a las 8 , jamás has tenido un trabajo tan intenso, ni lo volverás a tener.
Quizás tus amigas que siguen con su rutina diaria, de casa al trabajo y del trabajo a casa cuando vayan a visitarte te digan con una sonrisa la suerte que tienes de estar en casa sin hacer nada.  “¿Nada?”, lo sé, cuando oyes eso depende el estado emocional que te mueva en ese momento ( y ahora te parece que eres un saco de hormonas revueltas) puedes o ponerte a llorar o enfadarte muchísimo, ellas lo dicen con buena intención, si son mujeres que no han tenido hijos y no han vivido de cerca la maternidad de alguien,  no tienen la más mínima idea de por lo que estás pasando así que no se lo tomes en cuenta, al fin y al cabo es lo mismo que pensabas tu hace un “rato”.

Sí, la maternidad es cansada, agotadora y maravillosa….

Ahora que ya sabes lo cansada que es, puedes dejar ya de preocuparte por no ser lo“suficiente”, eres lo suficiente y mucho más.

CREÉTELO, de veras, eres mujer, eres madre y eres maravillosa, has albergado vida en tu interior y has traído esa vida al mundo.

Ahora mira a tu bebé y dime si no sientes que has hecho un milagro creando, gestando y dando paso a ese cuerpo perfecto, dulce, amoroso, que se acurruca entre tus brazos.

Raquel Tasa.
Doula, asesora de lactancia, puericultora.
Agosto 2016

En Octubre empieza el curso El puerperio feliz. El placer” . Si crees que puede serte de ayuda, estaré encantada de que nos conozcamos más.

Porque sí

 

 

teta

¿Porque das teta?  Porque sí, por placer, porque quiero, porque me da la gana.

Fin del artículo….

Así debería ser, así de fácil, no hay más explicación, más motivo, porque sí,  debería ser siempre la razón.
Resulta que además dar teta es :

Cómodo
Natural
Lo mejor
Previene el cancer
Ayuda al sistema inmunológico del bebé.
Previene la obesidad.
Ayuda a tu utero a contraerse
Relaja, tanto al bebé como a ti.
Ayuda a tu cuerpo a volver a su peso anterior.
…..

La verdad es que una da teta porque sí, porque te apetece, porque compartir tu cuerpo con tu bebé es un placer, sí un placer.
A veces no es tan fácil, a veces duele y hablo por experiencia y por la experiencia de otras madres que me han rodeado y a las que he tenido el placer de ayudar. Pero una vez superado el obstáculo que se interpone entre el placer de darte y tu bebé, la experiencia es realmente mágica.
Una de las mejores cosas que he vivido en la maternidad es dar teta, la mirada enamorada de ese bebé, que te mira entregado, la suave somnolencia que te embarga y que ayuda también a que tu bebé esté más relajado, el saber que vayas donde vayas tienes su comida a punto y junto con ella el remedio para todos los males, porque la teta sirve para alimentar, pero también para calmar el dolor, para consolar cuando no todo está bien, para dormir…. no conozco nada tan versátil y tan lleno de propiedades y sobretodo nada que exprese tanto amor, la cercanía, la entrega de dos seres humanos sin más, porque sí, porque el Universo os ha unido y vuestros cuerpos celebran esa unión.

Raquel Tasa
18 de Julio de 2016

Unete a la Maternidad Feliz para poder hablar, expresarte y sentir junto a otras madres.

 

 

 

 

Renacer en tribu

manos

La maternidad es una de las más importantes experiencias vitales más importantes para una mujer, es transformadora, es un torrente de emociones concentrada en un tiempo muy pequeño, en el que además el cansancio te deja las “defensas” bajas.

Es una oportunidad que aparece a menudo cuando ya eres adulta, cuando ya llevas un tiempo de recorrido vital y lo que has creado puede que no sea exactamente lo que deseas pero te acostumbras o peor te conformas porque la vida y las circunstancias y tu misma te han hecho creer que no puedes “aspirar” a más, que no eres merecedora, pero entonces llevada con suerte por el deseo, te quedas embarazada y te parece que va a ser sólo un tránsito, que después de unos meses con esa barriga cargada de material precioso, cuando esa barriga ya no esté y tú y tu hijo ya no estéis unidos físicamente tu vida va a volver a ser lo que era.
Puede que lo desees, que desees ardientemente volver a lo que tenías, tal vez no era tan bueno pero era terreno conocido y la costumbre nos hace mansas pensando que esa mansedumbre nos dará la paz.
Siento decepcionarte, eso no va a pasar. Después de tener un hijo tu vida, por mucho que te esfuerces no va a ser nunca igual, tu vida va a ser infinitamente más rica y tu, si te dejas, una mujer mucho más poderosa, adios a la mansedumbre, bienvenida a la leona.

Una nace y con suerte renace varias veces a lo largo de la vida, claro que para eso antes ha de morir.
Cuando eres madre una parte de ti, de la que eras se queda en el parto, la parte más superficial, la que no quiere mirar hacia adentro. Mueres un poco para renacer más poderosa, más valiente, más guerrera.
Quieres crear un mundo mejor, quieres ser mejor y la naturaleza pone sus mejores herramientas a tu alcance. Te regala oxitocina y el olor de tu hijo y la fuerza que no creías posible en ti se apodera de tu cuerpo y entonces ya todo es posible, porque TU lo crees posible y si lo crees podrás crearlo 

Las madres somos, queramos reconocerlo o no una fuerza de la naturaleza. Cada vez que te niegas, que niegas ese inmenso poder mueres un poco, te aletargas, se va durmiendo y al fin mueres. Muere aquella que pudiste ser y no fue y vuelve aquella vieja amiga conocida.

No te conformes con menos de lo que puedes ser, mereces lo mejor y lo mejor es tu mejor versión, esa que da miedo por poderosa, por valiente, por andar sin lastres y con la mirada alta, esa que has escondido durante tanto tiempo, esa que apenas puedes creer que eres tu de verdad.

La maternidad te hace renacer, resurgir una y mil veces de la destrucción de ese antiguo ser, ese del que vas deshaciéndote capa a capa, cada vez que te replanteas a ti misma bajo la mirada expectante de tu hijo, alguien que no juzga y sin embargo te pone frente a frente a ti misma y sólo frente a él te permites ser tu, sin filtros, hasta que estás preparada para presentarte así al mundo.

Ser madre te trae el regalo de nuevas amistades, te desprendes de algunas de las de antaño y aparecen nuevas amistades que no imaginabas, amistades que conocen lo que estás viviendo, que han transitado antes por donde tu o que están en ellos, son manos y cuerpos cálidos y fuertes que te sostienen, cuando renacer se hace doloroso, cuando parece que ya no te quedan fuerzas allí están, con su aliento y sus voces cálidas, arropando ese nuevo nacimiento, prestas a cogerte cuando decidas lanzarte al mundo de nuevo, aterrada pero entera, sin capas, sin filtros, solo tu.

Renacer en tribu es mas dulce, déjate ayudar, déjate querer y quiere tu. Uno de los regalos de la maternidad, uno de los grandes regalos es soltar las reticencias y atreverse a pertenecer a una comunidad de mujeres en la que ninguna pierde y todas ganan porque el mundo no puede construirse en solitario, necesita una red, una inmensa red, hagámosla entre todas, hagamos un mundo mejor tribu a tribu.

Doy gracias a mi tribu, en la que a lo largo de estos años de camino hemos aprendido a conocernos y aceptarnos. Una tribu que acoge, que ayuda, que abraza, que sostiene, que debate, en la que todo el mundo aprende de todo el mundo y que se enriquece con las diferencias de cada cual.

Busca a tu tribu y déjate ser, déjate renacer sintiéndote sostenida. La vida puede ser infinitamente rica, atrévete a abrir los brazos para recibirla.

Raquel Tasa
12 de Julio 2016

 

 

 

 

 

 

Tiempos revueltos

eclipse

Corren tiempos revueltos para las que queremos un mundo libre y respetuoso. Revueltos fuera y revueltos dentro.

La nuestra es una sociedad que frente a la violencia sólo sabe dar la respuesta de más control, no se reflexiona sobre los porqués, no se pregunta sobre cómo fue el proceso, simplemente nos protegemos y exigimos más seguridad, seguridad que genera más violencia y nos roba la libertad. Pero qué más da, en ese momento no nos interesa la libertad, nos mueve el miedo, no medimos que cuando cedes el control, como sociedad o como individuo, lo cedes en lo que quieres pero  cuando no lo quieras tampoco lo tendrás.  No sé de qué me sorprendo, llevamos siglos haciendo lo mismo, si un día te duele la cabeza te tomas una pastilla, si te duele muchos días te tomas muchas pastillas, tal vez si son muchos muchos, muchos días vayas a buscar la razón de ese malestar, tal vez en ese momento ya sea tarde, tal vez no.
Queremos soluciones inmediatas, poner tiritas donde lo que toca es dejar la herida abierta, que respire, ver hasta donde ha llegado el mal, hundirnos en él y curarlo desde adentro. Siento que como sociedad nos hemos abandonado al hastío, nada es suficientemente grave, nada es tan importante como para movernos, para movilizarnos y hacer que de verdad se produzca un cambio profundo, nos hemos acomodado, nos hemos aburguesado aunque no seamos burgueses, sino trabajadores, trabajadores para otros, no para crear el mundo en el que creemos y así nos va.
No es suficientemente importante reivindicar los derechos de las mujeres, molesta cuando se dice que seguimos sin equiparar sueldos, seguimos sin tener una política de conciliación familiar-laboral que sea real, nos conformamos e incluso defendemos las pastillitas endulzadas con las que quieren conformarnos, seguimos sin tener una educación para nuestros hijos libres de políticas y religiones, sean cuales sean las políticas y religiones, educación alternativa y diferente pública y de calidad, seguimos sin poder parir donde queremos y tener la compañía que nos dé la gana, seguimos sin poder educar en casa sin temer que nos persigan. Nada es lo suficientemente importante, salta la voz de la conciencia y enseguida la de la conformidad, no vaya a ser que nos quedemos con menos de lo que tenemos, con lo poco que tenemos y así nos van recortando los derechos y así nos va.
Corren tiempos revueltos dentro, porque se nos despierta la conciencia y una vez despierta a ver quién la acalla, es una voz profunda que ya no calla más por más que una intente amordazarla, es la voz que te despierta de madrugada cuando tomas las decisiones racionales pero no sentidas, la voz que te hace persona para dejar de ser un número, uno más.
Esa voz que si aún así pretendes no escuchar te inmoviliza y te difumina, y finalmente tienes que escuchar o morir.

Diría que es la primera vez en España que un alumno ejerce tal violencia en el colegio y ¿de verdad nadie se pregunta cómo ha llegado hasta ahí?, ¿de verdad nadie piensa que para llegar a ese punto ese niño tenía que estar viviendo un infierno?, nadie piensa que la sociedad tiene una parte de responsabilidad.
Es tiempo de cambio, de asumir responsabilidades, un tiempo para empezar a ser ya adultos y dejar de pretender que nuestra vida, nuestra realidad, la tiene que crear un “padre”, el gobierno, los políticos….. ya no vale dejar hacer, ni dejarnos hacer,ya  es tiempo de dejar la vida en manos de otros y caminar por y hacia lo que queremos, dejar de quejarnos y empezar a creer que podemos crear un mundo diferente a cada paso, con pequeñas cosas o con grandes cosas, ya no valen los gestos ni las intenciones, es momento de realidades.
Es esta una sociedad violenta y convulsa y pasamos de lado, de puntillas sobre las cosas que no nos gustan, que nos agreden, hasta que un día nos estalla en la cara. Y entonces ¿qué? . Y ahora ¿qué?

Raquel Tasa.
24 de Abril 2015

 

Educar

educar2

La tarea más delicada, difícil e importante del mundo es educar. 

Vemos día a día, cómo la sociedad que tenemos se viene abajo, desaparecen puestos de trabajo, los empleos más mecánicos se convierten en obsoletos porque las máquinas ocupan el puesto de los humanos y son mucho más eficientes que nosotros y está bien que así ocurra. Entre tanto la mano de obra cada vez es más barata, más horas, menos sueldo. Se crean trabajos más especializados. Buscamos dentro de nosotros aquello en lo que somos buenos y nos tiramos a la piscina, porque cada vez menos la organización que teníamos, la que heredamos de nuestros abuelos, de nuestros padres encaja con nosotros. La sociedad cambia, nos asusta el cambio, nos resistimos con todas nuestras fuerzas, nos aferramos, pero ya no hay vuelta atrás, lo que había ya no vale. Tenemos que reinventarnos el futuro.
Y en este estado de cosas, en la que el gobierno se convierte en un padre castigador, que no premia las iniciativas, que abarata el trabajo, garantiza despidos a empresarios, convirtiendo a los ricos en más ricos y en más pobres a los pobres, pretender seguir con un sistema educativo que fue generado en la era industrial, cuando se necesitaban miles de personas para trabajar como máquinas en fábricas con empleos repetitivos y exentos de creatividad, pretender que los requisitos de aquella educación, en la que se premiaba la ausencia de criterio, que todos fuéramos iguales, que nadie destacara de la media y que por encima de todo fuéramos obedientes y manejables, es sin lugar a dudas absurdo.

Los niños son el bien más preciado de la sociedad, son el futuro, quienes estarán allí cuando nosotros no tengamos fuerzas para seguir. Educar no es un tema de las escuelas, no exclusivamente. Educar es un tema de la sociedad en pleno. Es un tema de padres/madres, escuela y de todos. Otras sociedades (no la nuestra) hace años que lo han visto claro y lo has puesto en práctica. Leemos alucinados lo buenos que son los resultados escolares en Finlandia y algunos queremos exportar ese sistema educativo aqui, es imposible, lo que tienen en Finlandia es un sistema educativo genial, pero lo de verdad sorprendente es que toda la sociedad finlandesa valora en su justa medida lo importante que es la infancia y actúa en consecuencia.

Respeto. 
La base de la educación es el respeto, después de eso viene todo lo demás. Sin respeto no hay nada, respeto no es miedo, el miedo bloquea, el miedo hace actuar de un modo delante de quien “manda” y de otro mucho más agresivo detrás.
Respeta a tus hijos, pero también a todos los adultos que te rodean, no tienes porqué estar de acuerdo con los demás, no tienes porqué validar sus opiniones, pero tampoco insultar. No importa lo mucho que le digas a los niños que no tengan ciertas actitudes, si tú lo haces ellos lo harán, ellos aprenden de lo que haces, no de lo que dices. 
Respeta su dolor cuando se cae al suelo, su frustración cuando no consigue hacer algo que quiere. Asume que una parte del enfado de no poder controlar ese grito tiene que ver más contigo que con él mismo.
Respeta sus ritmos, cada niño aprende a su tiempo, los plazos preestablecidos no sirven, todos aprenderán a su tiempo, cuanto más intentes forzar peores serán los resultados y estás labrando el camino para que más adelante deje de querer aprender.
Respeta su creatividad, tú no tienes todas las respuestas, aunque por tener más años pienses que sí, deja que su pensamiento lateral se desarrolle, lo que tú hayas hecho con el tuyo no es problema de él, las cosas pueden hacerse de más de un modo, déjale que te enseñe es muy probable que te sorprenda.
Respeta su modo de ser, al que ahora llamas cabecilla, matón, el genera problemas, si le dejas desarrollar, si no lo etiquetas, si lo miras, puede ser un líder en el futuro, o puede previo machaque de los adultos convertirse de verdad en un desperdicio de la sociedad, que no te olvides la sociedad misma, tú has ayudado a crear.
Respétate, tal vez no te enseñaron, tal vez no tuviste esa suerte y ahora debes reconstruirte, ahora es un buen momento para hacerlo, el respeto a los demás no existe si no empiezas por ti mismo. Recuerda, ellos aprenden de lo que tú haces.

Para poder educar, tenemos que empezar por educarnos a nosotros mismos, no es tarea fácil descubrir, dejarnos ver que no tenemos todas las respuestas, que emocionalmente nos queda mucho camino por recorrer, este es tan buen momento como cualquier otro, quizás este sea el mejor momento si tienes menores a tu cargo, es una tarea ardua pero altamente satisfactoria.
Educar y vivir son una aventura, atrévete a vivirlas.

Raquel Tasa .
Diciembre 2014

P. D . Un enlace interesante:http://www.pedagogiablanca.com/
Sir Ken Robinsonhttps://www.youtube.com/watch?v=nPB-41q97zg